Cómo Entender una Obra de Arte en Un Museo

Como espectadores de una obra de arte podemos sentirnos desbordados en un museo por tanta información estética. Conviene puntualizar que en una obra de arte no solo importa aquello que se percibe sino también aquello que no se aprecia en un golpe visual. Por ejemplo, la información del contexto en el que fue realizada la obra, en un periodo específico. Por ejemplo, durante la Edad Media, muchos los cuadros eran realizados a partir de un encargo.

Cómo Entender una Obra de Arte en Un Museo

Consejos para Entender el Arte

En este tipo de arte, la subjetividad del autor se ciñe lo máximo posible a la objetividad de los requerimientos. Para comprender una obra de arte, lo primero que tienes que hacer es informarte sobre las condiciones de la exposición: ¿Es una exposición individual o colectiva? ¿Exponen distintos autores que pertenecen a una misma escuela o se trata de una proyección temática que muestra ofras cronológicamente de un mismo autor? Al llegar al museo, lee el cartel expositor de cada cuadro en el que obtendrás información del autor, la fecha y el título de la obra.

El título es, en muchos casos, un condicionante. Lo más recomendable es solicitar una exposición guiada si se trata de un viaje en grupo o también, atender a la información de la audioguía. Así podrás saber si el cuadro es una copia, una réplica o una versión de otra obra. Es imposible entender una obra sin el contexto social del que forma parte, por esta razón, en la medida de lo posible intenta documentarte antes sobre ese periodo histórico.

El tamaño de los cuadros de una exposición suele estar en perspectiva con la finalidad decorativa de dichas obras. Es decir, los cuadros que ocupan las paredes de un palacio tienen grandes dimensiones, por el contrario, aquellas obras que se colgarán en las paredes de casa, tienen unas proporciones acordes a las de un hogar.

Al entender una obra de arte, intenta observar la escena que refleja. Atiende también a elementos de iconografía presentes en la obra. Si se trata de un cuadro contextualizado en el siglo XX, entonces, presta atención a la psicología de la obra puesto que la subjetividad del autor está presente en la misma. ¿Sabías que Freud fue un gran estudioso de la obra de Leonardo Da Vinci? Te animo a leer el libro: “Un recuerdo infantil de Leonardo da Vinci”.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.