Materias Primas: el Diamante en Bruto para las Empresas

Todos los productos que hemos consumido en la vida fueron en algún momento materias primas, o sea materia extraída de la naturaleza en su estado más puro, listas para convertirse en productos después de pasar por una serie de procesos que las transformarán.

Materias Primas

Existen diferentes tipos de materia prima que se dividen dependiendo de su origen:

  • vegetales
  • animales
  • minerales.

Para invertir en éstas no solamente debemos tener en cuenta cuáles son las que necesitaremos para nuestro proceso, sino también las más rentables en el mercado.

Invertir en materias primas es un negocio inagotable, pues para cualquier proceso son necesarias. Podemos escoger oro, plata, maíz, soya, granos, cobre… son cientos de opciones para elegir al momento de invertir, pero,,,

¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

  • Para invertir bien en materia prima, tenemos que invertir en las que se proyectan como un buen negocio a futuro, debemos encontrar el mejor momento para meter dinero en cierto producto sin esperar que todo sea miel sobre hojuelas, debemos calcular que habrán ciertos riesgos que debemos ser capaces de correr y solventar.
  • También podemos elegir invertir nuestro dinero en materia prima o en otros materiales que pueden llevarnos al éxito; por ejemplo, en el rubro gastronómico podemos invertir en cofias, pues tanto chefs, cocineros, ayudantes y meseros deben utilizar cofias a diario, lo que lo convierte en un buen negocio de inversión.
  • Otro buen consejo para invertir sanamente es comprar materias primas a futuro empezando con el mínimo requerido por el agente para la inversión, es una manera de “tentar” el territorio de la inversión. Si el valor de nuestro contrato con el agente de inversiones disminuye, debemos invertir aún más dinero para cubrir la pérdida y conservar una buena posición.
  • Diversificar nuestras opciones de inversión es un movimiento muy precautorio e inteligente, pues si invertimos en tres materias primas diferentes, después de algunos movimientos del mercado podemos analizar los riesgos y calcular en cuál podemos igualar márgenes e incluso invertir un poco más para lograr mayores rendimientos.
  • Otra opción que es muy común entre los empresarios precavidos es invertir en acciones relacionadas a la materia prima y no a la materia prima como tal, así las acciones son menos volátiles y existen fondos comunes relacionados a dichas materias primas.

Las materias primas no son infinitas; dependiendo de la demanda del mercado habrán materias que será más complicado encontrar que otras.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.