Historias reales de viajes en autobús

En un viaje, todo puede suceder, y más aún si se trata de una travesía que dura varias horas. Los autobuses son escenario de múltiples historias curiosas, y aquí conocerás algunas de las más extravagantes que te pueden tocar vivir.

Entre los sucesos más infortunados, se encuentran los desmayos, descomposturas en pleno viaje, así como discusiones y peleas entre parejas (e incluso, uno que otro rompimiento con llanto incluido). Y entre los más ridículos, se pueden dar situaciones como la de una madre quitándole los piojos a su hija… ¡y tirándolos por la ventana!trata de una travesía que dura varias horas.

Los autobuses son escenario de múltiples historias curiosas, y aquí conocerás algunas de las más extravagantes que te pueden tocar vivir.

Mujeres maquillándose, peinándose y arreglándose las uñas (con el típico olor penetrante del esmalte); hombres sacándose mocos y rascándose las orejas (u otras partes menos a la vista); es increíble la cantidad de cosas que se pueden ver en un transporte público.

Un caso paradigmático

De entre todas las situaciones molestas, la que se lleva todos los premios es el ingreso de un grupo de jóvenes gritando y riendo, quienes despliegan sus pertenencias por doquier creyéndose los dueños del autobús. Y si además suben escuchando música a todo volumen, la cosa se complica aún más.

En una oportunidad, oí cómo un anciano les pedía amablemente que bajasen la música, y tras obtener como respuesta gestos obscenos y burlas, golpeó con su bastón el equipo de sonido, rompiéndolo. Todos los pasajeros se deshicieron en aplausos y alabanzas al vejete, y los jóvenes molestos debieron retirarse cabizbajos.

Relatos que hacen historia

Como les adelantaba al inicio de este escrito, son muchas y variadas las situaciones que se pueden vivir en el transcurso de un viaje. Aquí relaté tan solo algunas de ellas, pero existen muchas otras también, que cualquiera de ustedes pudo haber protagonizado… ¿Cuál es tu historia?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.