Facilidad para Pedir un CRÉDITO

¿Sabías que existe una solución a tus problemas de dinero al final de mes? De ahora en adelante aprende esta palabra que te sacará de muchos apuros: crédito fácil, ¿qué son?, ¿cómo funcionan?, y ¿qué ventajas me traen?, todo a continuación.

Pedir un Mini Crédito Fácilmente
Pedir un Mini Crédito Fácilmente

No es extraño para nadie que muchos de nosotros tengamos problemas financieros a final de mes, ya sea por una cuenta que hemos dejado de pagar o porque quizás olvidamos una factura o simplemente porque se nos presentó algo que no estaba entre nuestros planes, de cualquier forma siempre terminamos con un dolor de cabeza para el cual hemos encontrado una poderosa medicina:

El crédito fácil

¿Qué son?

Los minicréditos o créditos fáciles son cantidades de dinero que se prestan a personas que tengan una necesidad en un momento dado y se caracterizan, por ejemplo en el caso de ¡QuéBueno!, por ser de hasta 300 euros y con un plazo de pago que no exceda los 30 días. Quiere decir entonces que un crédito es un dinero que fácilmente puedes conseguir desde tu ordenador para solucionar gastos que no habías previsto.

¿Cómo funcionan?

Es muy sencillo, entras en la web desde el ordenador de casa o de la oficina, y allí mismo puedes indicar el valor que quieres solicitar como crédito y el plazo en el que lo quieres devolver. Dan muchas facilidades de forma que cuanto antes lo canceles, menor sea la tasa de interés.

¿Qué ventajas tienen?:

  • Son completamente sencillos de solicitar, pues como te comentábamos, lo puedes hacer desde cualquier lugar con conexión a internet.
  • No hay que dejar muchos datos personales.
  • Desde el momento en que realizas la solicitud hasta que el dinero llega a tu cuenta, solo pasan unos pocos minutos: ni horas, ni días, solo minutos.
  • Nadie va a preguntar para que lo necesitas, así que eres completamente libre de utilizarlo en lo que te plazca.
  • No necesitan nómina ni aval.

¿Qué tiene de novedoso?

Con un crédito fácil evitarás completamente ir a un banco, realizar trámites, llamar a tus referencias y podrás pagarlo en cualquier momento siempre y cuando no excedas el plazo de 30 días, y lo mejor, es que nadie te impone nada, tú eliges cuanto, y cuando cancelarlo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.