El Machismo Invisible de la Sociedad

Existen muchas formas de machismo distintas, y hoy, en el Día Mundial contra la Violencia de Género es importante tomar conciencia de cómo el empoderamiento femenino es una necesidad real de una sociedad avanzada, evolucionada y libre. Evidentemente, se han alcanzado grandes pasos en la lucha contra la igualdad. ¿Pero es esta igualdad real?

El Machismo Invisible de la Sociedad

Ejemplos de machismo en la sociedad

  • 1. La esclavitud a la que vive sometida la mujer en relación con su propio aspecto físico es un ejemplo de la presión existente en la estética. Muchas famosas se han convertido en noticia de tema nacional por un cambio en su físico, por ejemplo, un aumento de peso o, una excesiva delgadez. En realidad, este tipo de noticia nunca debería ser tal por el daño que se hace a tantas personas que viven obsesionadas por la báscula.
  • 2. Algunas creencias supuestamente románticas son totalmente machistas. Por ejemplo, creer que él muestra mucho interés en ella porque estar enamorado es sinónimo de sentir celos. En realidad, conviene no hacer esta asociación de ideas. No justificar lo injustificable. Por ejemplo, ninguna persona, por enamorada que esté, tiene la autoridad ética y moral de invadir la privacidad ajena al consultar el teléfono móvil sin permiso.
  • 3. Hay piropos y piropos. Una cosa es un elogio y otra muy distinta, esa sensación de incomodidad que experimentan muchas mujeres cuando escuchan comentarios sobre su físico en un tono excesivo.
  • 4. El machismo invisible de la sociedad todavía sigue latente en las diferencias de sueldos que incluso algunas actrices de Hollywood han puesto de manifiesto. O también, en cómo la maternidad, afecta al plano laboral de muchas mujeres. De hecho, ellos todavía siguen teniendo una mayor presencia en los puestos de poder que las mujeres.
  • 5. La sobreprotección condescendiente que todavía sigue presente en algunas parejas en las que él parece infantilizar a su pareja con una atención constante, también es un ejemplo de machismo porque todo ser humano tiene el poder de ser feliz por sí mismo y realizar las cosas con sus propios medios. Un mensaje frecuente que muestra este tipo de actitud es: “Ya me ocupo yo de esto que tú no tienes experiencia”.
  • 6. Hacer juicios de valor a partir de la estética femenina. Juzgar si ella está muy maquillada, lleva una falda muy corta, un gran escote, o por el contrario, no se ha arreglado nada. Cualquier comentario que muestra a la mujer como un escaparate, es un síntoma de machismo. Todavía más cuando a partir de estos comentarios sobre la estética, se hacen deducciones del modo de ser.
  • 7. Tal vez, el principal síntoma de machismo comienza ya en la niñez, en la primera etapa de la vida. Al decorar la habitación del niño en azul y la de la niña en rosa. Lo mismo ocurre con la moda. Y podemos continuar con los juguetes que se regalan a niños y niñas.

El machismo es un lastre. En positivo, se han dado grandes pasos. Pero todavía queda mucho camino por hacer en la lucha por una igualdad plena y real.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.