Novedosos Tratamientos para las Várices

Las várices son un problema bastante común para las mujeres. Y se convierten, muy a menudo, en un complejo a nivel estético. Las que padecen este trastorno no quieren mostrar sus piernas, por lo que modifican su vestuario para ello.

Pero las várices no son, simplemente, un problema estético. Son un trastorno físico que puede presentar complicaciones, siendo peligroso para nuestra salud.

Las várices son un síntoma de un problema de mala circulación. Además de los síntomas tan desagradables, como pesadez de piernas, hormigueo o hinchazón, producen una pérdida de calidad de vida, ya que nos cansamos enseguida de caminar o estar de pie, las piernas nos duelen y pueden salirnos úlceras difíciles de curar.

Existen infinidad de remedios caseros para eliminar las várices. Y, en algunos casos, funcionan. Algunos de ellos incluyen salir a caminar todos los días, hacer baños de agua caliente y fría, pasear a orillas del mar… Pero si el problema de las várices es importante, la única solución, hasta ahora, era la cirugía.

tratamiento contra las varices

Eliminar varices sin necesidad de operación

Hoy en día es posible solucionar el problema de las várices, sin recurrir a la cirugía, en un 95% de los casos.

Desde hace 15 años, Varicenter viene aplicando una técnica novedosa para el tratamiento de las várices: la fleboesclerosis con microespuma.

La ventaja de este tratamiento es que no requiere de una operación quirúrgica, ni interrumpe en modo alguno la vida normal de la persona que lo realice.

El tratamiento consiste en inyectar en la vena afectada una sustancia denominada polidocanol, que toma forma de microespuma. Esta sustancia desplaza la sangre, y se adhiere a la pared interna de la vena, provocando una retracción de la variz. Esto hace que las várices terminen eliminándose.

Previamente a realizar el tratamiento, se hace un diagnóstico por eco-doppler, para comprobar la viabilidad del procedimiento.

La fleboesclerosis con microespuma es un proceso indoloro, que permite la actividad normal del paciente, y no requiere de ninguna internación ni períodos de reposo. Ofrece resultados similares o mejores que la cirugía.

Para el 5% de los casos en los que este tratamiento no funciona, deberá recurrirse a la cirugía, que puede realizarse en el mismo centro.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.