¿En Qué se Parecen la Pintura y la Poesía?

Estas son las diferencias habituales entre el arte de la pintura y el arte de la poesía que también pueden estar en relación.
¿En Qué se Parece la Pintura y la Poesía?

Puntos en común de la pintura y la poesía

El arte es un concepto general que tiene diferentes formas de expresión. La pintura y la poesía son dos disciplinas que más allá de las diferencias tienen muchos puntos en común. Esta es una de las razones por las que, en una galería de arte, es posible llevar a cabo una iniciativa que reúna ambas ideas.

Por ejemplo, un recital poético de autores que escriben poemas inspirados en los cuadros de la galería. Esta metodología es útil para fomentar el amor por el arte a personas que no se sienten especialmente atraídas por los cuadros. El término écfrasis define el acto literario de creatividad para expresar el contenido de una obra de arte. En algunos casos, el poeta puede describir la obra de arte pero en otras también puede narrar aquello que ve. De este modo, poesía y pintura como complemento dan lugar a una nueva realidad en la que se fusiona la palabra con la imagen. ¿En qué se parece la pintura y la poesía?

Son artes que permanecen en el tiempo. Es decir, las creaciones de un pintor y de un escritor siguen allí, más allá del paso de los años y son un legado de cultura fundamental. Sin embargo, las palabras, en muchos casos, se las lleva el viendo. Las letras también están presentes en los cuadros como muestran los títulos de las obras. Es decir, así como cada poema tiene su propio título, un cuadro también lo tiene.

Pintura y poesía son dos formas de expresión, en ambos casos, el talento de los artistas está protegido por la ley de propiedad intelectual. De este modo, los artistas están protegidos frente a cualquier plagio.

Sin embargo, la diferencia entre ambos ingredientes reside en las herramientas de trabajo. El pintor utiliza la técnica del color para reflejar una imagen que el espectador completa con su propia mirada. Un poema también es un ejemplo de este tipo de realidad ya que es el lector quien a partir de su propia subjetividad completa el significado de una obra literaria.

Es decir, tanto el arte de la pintura como de la literatura requiere de la complicidad del propio espectador. Sin embargo, mientras que la pintura es un arte visual, por el contrario, la poesía conecta especialmente con el poder de la emoción auditiva. La experiencia de unir pintura y poesía es un regalo que aumenta la creatividad gracias a un universo mágico en donde todo es posible.

A veces, el arte y la poesía son géneros que resultan difíciles de comprender para buena parte del público porque pueden resultar un tanto abstractos. Sin embargo, unirlos es una fórmula sencilla para ganar en comprensión gracias a la retroalimentación constante de la imagen y la palabra. El pintor juega con el espacio, el poeta juega con el sonido a través de la cadencia poética.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies