Pros y Contras de Ganar Dinero como Escritor Fantasma

Descubre cuáles son las ventajas y los inconvenientes de trabajar como escritor fantasma ganando dinero en negro.
Pros y Contras de Ganar Dinero como Escritor Fantasma

Ganar dinero como escritor, conseguir hacer de este trabajo una vocación, es realmente difícil para muchas personas. Esto es lo que lleva a muchos autores a ofrecer sus servicios como escritores fantasma, es decir, como escritores que no publican sus obras y ofrecen su trabajo al servicio del reconocimiento ajeno.

Es cierto que el escritor fantasma realiza su tarea a cambio de una retribución económica, como es lógico. Sin embargo, en una labor tan vocacional como la de escribir, es importante hacer balance antes de tomar la decisión de trabajar de este modo porque supone renunciar a una parte de uno mismo, el hecho de ceder la propia creatividad a otra persona.

Ventajas de ser escritor fantasma

1. Tener trabajo ya es un regalo en un sector tan complejo como el de la escritura. Y tener trabajo siempre es mejor opción que no tenerlo.

2. Recibes unos ingresos económicos que te aportan una estabilidad. Algo muy importante puesto que también hay muchos escritores que viven su pasión únicamente como una afición. Es decir, como un hobby. Ser escritor fantasma es una forma de profesionalizar el amor por las letras.

3. Practicar tus habilidades de escritura. No existe mejor escuela para un escritor que la propia experiencia práctica de los trabajos. Por tanto, por medio de los proyectos que te surgen como escritor fantasma tienes la posibilidad de aprender a gestionar el tiempo, a trabajar por plazos y objetivos, descubres que el trabajo es más importante que la inspiración, y te motivas con el final de cada proyecto.

4. Estás en la sombra. Esto te priva de recibir críticas negativas por parte de los lectores, sin embargo, si lo piensas, también te aleja de recibir críticas positivas.

Desventajas de ser escritor fantasma

1. No puedes completar tu currículum con la autoría de esas obras que tal vez lleguen a tener cierto éxito.

2. Por tanto, no inviertes en marca personal. Tu nombre no está asociado a un trabajo literario, a menos que más allá de tu trabajo como escritor fantasma busques otros canales de publicación. Sin embargo, es difícil que puedas llegar a tener tanto tiempo como para conciliar ambas tareas.

3. Frustración. La tarea de un escritor es vocacional y cuando no se realiza de forma realmente feliz, entonces, produce frustración. Para reflexionar sobre este tema puedes disfrutar de la película “El ladrón de palabras” protagonizada por Bradley Cooper. Cinta que reflexiona sobre las consecuencias de un plagio profesional.

El tiempo que pasas escribiendo trabajos para otros autores es tiempo que no puedes invertir en tu propio beneficio. Evidentemente, cada circunstancia es distinta, por tanto, cada persona tiene que hacer balance.

Ya que además, también es cierto que llegar a ganar mucho dinero vendiendo libros es complejo puesto que los autores solo perciben el 10% de los ingresos generados por la obra. También va un porcentaje para la editorial, la distribuidora y los libreros. Por tanto, a veces, ser escritor fantasma también es una solución práctica.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies