Cámaras digitales

En el termino “fotografía digital” están incluidas todas las imágenes cuya información esta registrada con números, independientemente del tipo de captura es decir mediante una cámara digital o una foto convencional escaneada. Estos son, por el momento, los dos únicos medios de que una imagen se convierta en digital.

Lo que la cámara digital trata de lograr es de imitar la visión del ojo humano. La retina humana esta formada por unos 120 millones de células ópticas o fotorreceptores que funcionan en la oscuridad y alrededor de 6 millones de células que responden al color de la luz. Pese a estar distribuidos en mosaico sobre la superficie  de la retina, la sensibilidad a la información en alta frecuencia es mucha mayor en los ejes horizontal y vertical que en las diagonales de 45 grados. Esto se debe a la evolución humana: la gravedad dirige la potencia espacial en sentido horizontal y vertical.

El sensor de las cámaras digitales (es decir, el equivalente a la película en fotografía convencional) independientemente de su tamaño y de su resolución en píxeles, “ve” en tres colores. La mezcla superpuesta de los tres sensores, consigue la visión en toda la gama de colores que el ojo humano puede captar. De hecho esa es la mezcla de colores que utiliza el tubo de rayos catódicos de nuestros televisores domésticos en color.

Es la misma tecnología que se aplica a las cámaras de video y el aumento del número de píxeles ha conseguido mejorar la resolución de la imagen, aunque se ha empeorado la sensibilidad, la relación señal-ruido y la gama dinámica, puesto que se ha reducido el tamaño de los píxeles.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.