Conoce 7 datos curiosos sobre los sueños que te asombrarán

Desde tiempos inmemoriales, los sueños han sido una fuente de enigma para los seres humanos. Siempre hemos tenido curiosidad por nuestros sueños. Durante muchos años, la humanidad no estaba segura de si las escenas que desfilaban por sus mentes en la noche eran reales o no. Durante varios siglos, los sueños y sus significados, tuvieron una explicación mágica y mística, siempre asociándolos a una realidad aunque estos estuvieran más allá de la comprensión.

curiosidades sobre los sueños

La mitología griega es muy elocuente cuando se trata de este tema. Para los antiguos griegos, el Dios Caos, que era el hermano gemelo de Tánatos, o la Muerte, tenía dos hijos. Uno era Nix, o la noche, y el otro era Erebos, o la oscuridad del infierno. Estos dos hermanos tuvieron un hijo llamado Hipnos, Dios del sueño. El caos y la muerte dieron lugar a la noche y la oscuridad. De esa combinación singular nacieron los sueños.

A su vez, Hipnos tuvo tres hijos: Morfeo, Fobetor y Fantasos. Morfeo es el que se apodera de los sueños de los humanos. Adopta la forma de quien le plazca. Por lo tanto, cualquier figura humana que apareciera no era más que otra personificación de Morfeo. Fobetor hizo lo mismo con los animales, Fantasos con los objetos inanimados. Para los griegos, los sueños humanos no eran más que un truco de los dioses.

Estas no son las únicas curiosidades que existen. Primero, fue la mitología y luego la ciencia la que adjudicó o reveló datos curiosos fascinantes. Las siguientes 7 curiosidades son algunas de las más interesantes.

  1. El sueño aumenta la actividad cerebral

Lo único que descansamos cuando dormimos es la conciencia.  Nuestro cerebro realmente no descansa y se encuentra realmente activo durante el sueño. Incluso en las fases más profundas del sueño, la actividad no se detiene ni por un segundo.

Lo que sucede es que, en algunas fases, hay ciertas regiones del cerebro que funcionan de una manera más lenta y coordinada. Sin embargo, durante la llamada fase REM hay una verdadera explosión de actividad. De hecho, si se realiza un encefalograma durante esta etapa, encontramos que presenta un patrón muy similar al de una persona despierta.

  1. Pasamos unos 6 años de nuestra vida soñando

Cuando dormimos soñamos, no hay otra alternativa. Aquellos que dicen que no sueñan simplemente no recuerdan sus sueños. Una vez que estamos dormidos, no hay forma de que podamos dejar de soñar.

Investigaciones indican que las etapas reales del sueño ocurren en períodos de 5 a 20 minutos. Si tomas todas esas fracciones y las sumas, esto te lleva a pasar unos 6 años de tu vida soñando.

  1. Los hombres tienen sueños muy distintos a los de las mujeres

Algunos estudios han encontrado diferencias sutiles entre los sueños de hombres y mujeres. El contraste entre unos y otros ocurre, sobre todo, en términos del contenido de los sueños. Las escenas y los personajes varían de un género a otro.

Según algunos estudios, los hombres sueñan más con escenarios y situaciones donde hay actos de agresión. Las mujeres, por otro lado, tienen sueños un poco más largos. En ellos, los detalles son más numerosos y las situaciones más complejas.

  1. No todos soñamos en colores

Otra pregunta común acerca de los sueños es si todos los sueños son a color o si pueden ser en blanco y negro. La información obtenida de los soñadores sugiere que ocho de cada diez sueños son a color. En general, todos hemos soñado alguna vez en blanco y negro. Sin embargo, un pequeño porcentaje nunca logra soñar a color, o al menos nunca parecen recordar el color.

En un experimento, se pidió a un grupo que seleccionara un grupo de colores asociados con el sueño. Casi todos los encuestados indicaron tonos pastel. Podemos entonces llegar a la conclusión que los colores pasteles predominan en nuestros sueños.

  1. Hay sueños universales

Los estudiosos del tema han revelado que hay algunos sueños recurrentes. Lo más curioso es que estos hechos recurrentes aparecen igualmente en culturas muy diferentes. Es por eso que hablamos de ellos como “sueños universales” o de contenidos con los que todos soñamos en algún momento.

La persecución es un sueño recurrente en todos los seres humanos. Además, casi todos han soñado que estaban siendo atacados por alguien o que estaban cayendo en un vacío. Los sueños de ser acosados ​​en la escuela o de estar desnudos frente a un gran número de espectadores también son muy universales.

  1. . Los ex fumadores sueñan más vívidamente

Según un informe publicado en el Journal of Abnormal Psychology, las personas que fumaron durante mucho tiempo y luego dejaron de fumar tienen sueños más vívidos de lo normal. En otras palabras, tienen sueños que son más realistas y vívidos.

En una investigación realizada con 243 personas que habían dejado de fumar, el 33% informó haber tenido sueños relacionados con fumar. Esto sucedió entre una y cuatro semanas después de que renunciaran. El 97% declaró que nunca había soñado con fumar antes de abandonarlo.

  1. Personas y cosas conocidas aparecen en los sueños

Un hecho que se ha establecido es que nunca soñamos con personas que no conocemos. El cerebro no inventa caras nuevas. Aquellos que desfilan por nuestros sueños son personas que hemos visto en algún momento, aunque solo sea de pasada.

No importa lo absurdos que sean los personajes en nuestros sueños, nunca son personas desconocidas. Lo mismo ocurre con los objetos. Con cierta frecuencia, aparecen objetos que nos parecen completamente nuevos. Sin embargo, son una composición o deconstrucción de objetos conocidos.

Nada más satisfactorio que dormir y soñar con seres queridos y en situaciones perfectas, por eso es interesante saber todo lo que pasa mientras dormimos y soñamos, para después volver a la realidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.