Curiosidades sobre la película “Tron”

Tron es una película que se estrenó en 1982, producida por Disney. La dirigió Steven Lisberger. Los protagonistas fueron Jeff Bridges, Bruce Boxleiner, David Warner, Cindy Morgan, Bernard Hughes, Dan Shor y Peter Jurasik.

Tron

El protagonista logra introducirse dentro de un ordenador, e interactuar con los programas que están instalados en él, viéndolos como a personas.

La idea original para la película le vino al director, Steven Lisberger, cuando vio un vídeo de demostración del ordenador MAGI, desarrollado específicamente para realizar animaciones, y el juego PONG. Lisberger quedó fascinado por los videojuegos, y buscó una forma de “humanizar” a los componentes internos de un ordenador, para poder contar una aventura que se desarrollara dentro de una de estas máquinas.

El nombre de la película, TRON, es, en realidad, un comando de BASIC, el antiguo lenguaje de programación. Este comando activa el seguimiento de variables, y está derivado de la orden Trace On. La orden opuesta, Trace Off, es el comando TROFF.

TRON es la primera película en la que se usa en forma extendida la animación por ordenador. La industria la acogió, por eso, como un gran logro. Pero el largometraje tiene apenas quince minutos de animación generada por ordenador, más que nada en las escenas en las que hay vehículos como las motos o tanques. En esas escenas no hay actores, ya que no se conocía la técnica que permite mezclar gente real con efectos generados por ordenador.

En 1982 la informática estaba en pañales. IBM había lanzado su modelo XT dos años antes. Los ordenadores utilizados para la generación de gráficos tenían 2MB de memoria RAM, y 330 Mb. de disco duro. Para la época, una maravilla. Hoy en día, cualquier smartphone tiene muchísima más memoria, poder de procesador y espacio para archivos que esos equipos.

Muchos de los animadores tradicionales de Disney rechazaron trabajar en la película, porque tenían miedo que la animación por ordenador llegara a poner en peligro su trabajo. Y eso fue lo que sucedió: en 2004 Disney cerró sus estudios de animación tradicional. Pero cuando Disney compró Pixar, en 2006, una empresa dedicada totalmente a la animación por ordenador, John Lasseter, el CEO, reabrió el estudio de dibujos animados.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.