Lección 11: Conductores nocturnos

Conductores nocturnosDurante la noche la falta de visibilidad reduce la visión y la capacidad de reacción de los conductores. Para conducir de noche tienen que funcionar con intensidad todas las luces: cruce, largas, intermitentes y la luz de la matrícula.

Las luces cortas o de cruce se usan cuando hay vehículos circulando en sentido contrario o circulando delante  en el mismo sentido para no deslumbrarse. Las luces largas se usan siempre que sea posible para ver la carretera con más claridad pero nunca con vehículos circulando en sentido contrario o delante en el mismo sentido. Las ráfagas se usan en caso de emergencia por si otro vehículo encandila o no lleva sus luces adecuadamente. El uso de los intermitentes cobra más importancia de noche. Hay que llevar bombillas de recambio con la misma intensidad que los originales. La intensidad de las luces del cuadro de instrumentos debe ser tenue para poder ver mejor al exterior.

El conductor debe llevar una prenda de vestir con líneas reflectantes o chaleco reflectante. Es obligatorio el uso del casco, puede ser con visera transparente, casco claro o con líneas o adhesivos reflectantes o cromado de fácil visión.

Consejos para conductores nocturnos:

  • Evitar que los retrovisores deslumbren ya que se usarán con más frecuencia que de día.
  • No mirar directamente los faros de los vehículos que vienen de frente en el sentido contrario
  • Aumentar la distancia de seguridad sobre el vehículo que nos precede.
  • Concentrase en las líneas blancas pintadas en el asfalto y en las señalizaciones en general que guiaran siempre y más en caso de estar encandilados.
  • Al circular con poca visibilidad en la noche, se puede buscar la guía de las luces del vehículo que va a delante para conocer  las curvas y el camino.
  • En caso de sufrir avería asegurarnos de ser vistos con las luces correspondientes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.