El Crecimiento de los Desguaces Online sigue siendo positivo

desguaces online
Desguace online

Hoy en día nos hemos acostumbrado, gracias a los giros gramaticales de los políticos, a hablar de crecimiento positivo y negativo, en lugar de hacerlo en términos de incremento y retroceso. El concepto progresión, aunque luego vaya acompañado de un adjetivo como negativo, sirve para dulcificar una situación que todo el mundo sabe que es bastante compleja, por eso resulta de lo más indicado que tengamos esto en cuenta para no caer en las redes de las complejidades y subterfugios lingüísticos.

Sin embargo sí que resulta claro y evidente que el crecimiento positivo, el de verdad, es algo inherente a los desguaces online. Desde que el formato de las tres W se puso en marcha los negocios virtuales no han dejado de crecer. Hace unos años nos quedábamos asombrados (y un tanto escépticos, la verdad sea dicha) cuando veíamos unos anuncios en los que se publicitaba una nevera que permitía conocer el contenido de su interior y pedir comida a través de la Red de redes. Hoy esto lo vemos del todo normal, y lo mismo ocurre con los recambios de segunda mano, que han venido a demostrar que la utilidad de una herramienta como el espacio virtual está más que justificada.

Es verdad que todavía preferimos el sistema analógico, pero también es cierto que va creciendo la venta de recambios a través de Internet, que convive, por cierto, con el aumento de las ventas de coches de nueva matriculación. Si queremos hacer un audaz símil, es como aquellos momentos en los que en la Península Ibérica convivían las tres culturas en paz y armonía; pues bien, en los tiempos actuales los recambios de desguace analógico también comparten escenario con los virtuales, mientras que los concesionarios se toman un respiro y llevan el crecimiento interanual a un sorprendente 15%. Esto es indicativo de varias cosas, entre otras que puede existir cierto alivio sobre la presión económica actual, o que los planes gubernamentales van teniendo éxito. Pero también es verdad que esta dinámica no es la mayoritaria, porque el crecimiento de la segunda mano y el recurso a los desguaces también están aumentando. Digamos que aquí entran en juego las condiciones personales, eso por descontado, y que la gente recurre a una u otra según pueda gastar más o menos. Y dado que la gente todavía está inmersa en los problemas que la crisis nos ha traído, huelga decir que la preferencia es a tener a mano la segunda mano como opción ganadora.

En cualquier caso parece probado que los desguaces virtuales llevan un buen recorrido que hace posible que los clientes se beneficien de manera doble. Por un lado teniendo a mano formatos de excelencia gracias a los cuales podrán ahorrar. Y por el otro, sabiendo que la compra a través de la plataforma digital será certera, segura y sobre todo instantánea. Y eso sí que es importante, porque con estas dos circunstancias tenemos seguro el acertar de pleno en nuestras compras.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.