El Nuevo Maserati Quattroporte Sport GT S

El Maserati Quattroporte ha supuesto un enorme éxito para la marca del tridente, que entre 2004 y hasta hoy ha visto cómo este modelo que conjuga el lujo y la potencia como pocos, le ha hecho vender cerca de 20.000 unidades y obtener numerosos premios internacionales.

El lujo de los Maserati no suele ser sinónimo de ostentación. Materiales de altísima calidad son ensamblados para optimizar el espacio y hacer un conjunto compacto, ágil y aerodinámico. Los diseñadores que nos brindan el nuevo Maserati Quattroporte Sport GT S han querido dotar a este modelo de un aire esencialmente deportivo sin descuidar las características elegancia y funcionalidad que han sido siempre señas e identidad del Quattroporte y de los demás miembros de la familia Maserati.

El Maserati Quattroporte Sport GT S supone la perfecta combinación entre un deportivo y una berlina de lujo. Con algo más de 5 m de largo, el nuevo Maserati Quattroporte Sport GT S posee un motor V8 de 4,7 l y 450 CV, que le permiten rozar los 290 km/h.

La nueva parrilla con elementos de titanio es más amplia y posee aletas en vertical. Se halla escoltada por faros antiniebla de última generación y tomas de aire acordes al cubicaje de su gran motor. La parrilla, el parachoques y los faros de xenón dotados con tecnología LED, se asocian al mítico tridente de Neptuno para ofrecer un frontal atractivo y poderoso.

 

La tecnología del nuevo Maserati Quattroporte Sport GT S incluye software MC-Auto Shift para un control óptimo de la caja de cambios, además de un sistema de suspensión de tipo deportivo y de calibración fija para perfeccionar la capacidad de respuesta. Una suspensión más sólida y menos altura entre chasis y suelo, permiten además una mejor maniobrabilidad ante las transferencias de carga, al tiempo que agiliza y hace más segura y confortable la conducción en tramos de curvas.

Ergonomía y confort son protagonistas de los asientos. La tapicería de Alcántara está presente en ellos así como en los revestimientos de los paneles de las puertas y los reposabrazos, además de envolver el volante y el apetecible puño de la palanca de cambios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.