Seguridad sobre dos ruedas

 A mucha gente le gusta conducir, puede resultar una verdadera satisfacción circular por una preciosa carretera de campo y disfrutar del paisaje que nos ofrece la ventanilla de nuestro automóvil.

 Si de por sí es agradable admirar el paisaje a través del coche, esta sensación se multiplica si tenemos la fortuna de conducir en motocicleta. Al panorama que el paisaje puede ofrecernos se le une el sentimiento que se obtiene sentir el aire en la cara.1309642530325

Pero si ya de por sí puede resultar peligroso conducir un automóvil, también debemos tener en mente que las motos pueden ser un peligro mayor, en parte por que aunque dos ruedas dan mayor versatilidad no ofrecen la misma estabilidad que cuatro, y es más fácil que un mal movimiento o algún elemento en la calzada nos hagan perder el control del vehículo. A esto le tenemos que añadir que, si bien un coche posee un habitáculo que nos puede proteger, en caso de caída o accidente nosotros somos la parte más golpeada y por lo tanto las lesiones pueden ser mayores e incluso es más probable que sean mortales con mayor frecuencia que en caso de tener un golpe con el coche.

Por esta razón se hace imprescindible que tengamos las motos en perfectas condiciones, y que le prestemos más atención si cabe cuando vayamos a realizar viajes largos o por zonas en las que sabemos que hay mayor cantidad de peligros. El motor, las luces y los frenos tienen que estar en perfecto estado para poder reaccionara tiempo.

Además de la máquina, debemos dar atención a nuestro estado de salud, haciéndonos revisiones regulares en nuestra vista, oído y capacidad de reacción en general. A nadie le agrada tener que pasar chequeos obligatorios, pero en ocasiones se hacen imprescindibles, pues además de pensar en nosotros tenemos que pensar en los demás, y si no circulamos en buenas condiciones además de ponernos en peligro nosotros podemos hacer lo mismo con el resto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.