Mujeres casadas no podrían trabajar en el metro de Madrid

La red de Metro de Madrid fue inaugurada en el año 1919 por el rey Alfonso XIII. En esos momentos sólo contaba con la Línea 1, la actual Línea que va desde Cuatro Caminos a Sol. Aún cuando estuvo inspirado en el sistema underground de Londres, adoptó el nombre de metro como abreviatura de Ferrocarriles Metropolitanos.

Desde entonces y hasta pasados varios años era un requisito indispensable que las mujeres que trabajasen en el Metro de Madrid debían ser solteras y si se casaban eran despedidas inmediatamente.

Actualmente esto sería una práctica social y legalmente inaceptable y cualquier despido por esa causa sería nulo. En efecto, atenta contra la igualdad y discrimina a la mujer por razón de su estado civil.

Aún cuando se afirma que la discriminación ha cesado totalmente, si revisamos el organigrama que la empresa edita en su página web vemos que entre los tres primeros niveles gerenciales (presidente y consejero delegado, directores generales y directores) sólo hay una mujer.

Paradójicamente, la Red de Metro no podría existir sin las mujeres. En el año 2007, el diario El País publicaba en su edición del 25 de mayo que 890 mujeres estaban de cara  al público del Metro, aunque de su plantilla de 6.254 trabajadores, sólo 1.391 eran mujeres, apenas un 22 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here