¿Cuál es la historia de las felicitaciones de Navidad?

Intercambiar felicitaciones de Navidad con nuestros seres queridos es una costumbre que se ha llevado a cabo durante muchos años pero ¿dónde exactamente se originó esta tan celebrada tradición?

La tradición de enviar felicitaciones de Navidad data de 1843, cuando la primera felicitación navideña comercializada fue creada y distribuida. La postal fue diseñada por John Calcott Horsley  y encargada por Sir Henry Cole. En ella se mostraba la imagen de una típica familia británica disfrutando de las fiestas junto al mensaje “Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo”. Las felicitaciones se vendieron al precio de un chelín (la moneda inglesa de la época) cada una y dos años más tarde, en 1845, se enviaron las primeras felicitaciones por correo.

Felicitaciones de Navidad al por mayor

Después de la introducción de las postales en Inglaterra, Louis Prang se convirtió en la primera persona en imprimir y confeccionar felicitaciones de Navidad al mercado Europeo en 1865 y al mercado Americano en 1975. Esto hizo que las felicitaciones de Navidad se convirtieran en una tradición internacional que todavía persiste y persistirá.

Al cabo del tiempo, sin embargo, las felicitaciones de Navidad han desarrollado diferentes diseños y características. Mientras originariamente el diseño predilecto eran las flores y la hadas para recordar al destinatario la inminente llegada de la primavera, los diseños posteriores combinaban tradicionales y pintorescos paisajes navideños con motivos religiosos.

Nuevas tecnologías

La llegada de los ordenadores, internet y las nuevas tecnologías ha hecho evolucionar las felicitaciones de Navidad de manera notoria. Hoy en día, además de recibir postales por el correo tradicional, también se pueden recibir vía correo electrónico o mensaje de texto en el teléfono móvil.

Las felicitaciones online o por correo electrónico son una buena manera de enviar felicitaciones personalizadas y, a la vez, ahorrar en material y costes de envió. Muchas felicitaciones online se pueden enviar de manera gratuita y permiten incluir música así como otras divertidas y originales animaciones.

Un negocio rentable

La producción de felicitaciones de Navidad siempre ha sido un negocio muy rentable con diseños que siguen en constante evolución, adaptada tanto a las diversas tradiciones sociales y culturales como a las nuevas formas de impresión.

A día de hoy, las felicitaciones de Navidad  están disponibles en muchos formatos que van desde los más comerciales producidos por fabricantes de productos de papelería hasta los más personales creados de manera individual. También existe una gran variedad de postales navideñas que diferentes organizaciones benéficas crean cada año. De hecho, la mayoría de instituciones o empresas cuentan ya con sus felicitaciones de Navidad propias.

Estas postales cuentan con una larga historia y seguirán existiendo mientras exista la Navidad. El secreto de su éxito es que son un detalla económico pero muy emocional que gusta tanto a los que las envían como a los que las reciben.

 

Imagen 1
Tucker Corporation Christmas Card, 1947
Imagen 2:
Union Pacific Tea Company XmasCard 1

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.