Vino y zumo

El zumo, una bebida muy consumida en desayunos o meriendas, incluso con las comidas, es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, sobre todo por los niños. La mayoría de los zumos de fruta contienen zumo de uva como complemento al ingrediente principal (manzana, naranja, piña, melocotón…) porque resulta más nutritivo que añadir solo agua o leche como complemento a estas frutas.

El zumo de uva contiene una mezcla de agua de sales minerales, azucares y vitaminas, por lo que es una bebida muy sana que puede ser ingerida en las cantidades deseadas sin que el organismo sufra daño alguno.

Hay gente que se pregunta la diferencia entre los zumos de uva y el vino. Aquí se explica esa diferencia:

El vino se consigue mediante la transformación química de estos azúcares en alcohol y en gas carbónico, por lo cual, la sustancia pasa de ser beneficiosa a dañina, no sólo para el organismo de los niños, sino también a los adultos. El zumo de uva que aún no ha sido fermentado no contiene alcohol y por tanto, es más sano.

Lo mismo sucede con el zumo de manzana y la sidra ya que el proceso es el mismo. Es por esta razón por la que los niños beben zumo de fruta en vez de vino, pues el alcohol repele a los niños solo con olerlo, por lo que rechazan el vino y solo beben zuma de frutas, aunque la cosa cambia una vez se es mayorcito.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.