El yate más caro del mundo

Se trata de un diseño de Stuart Hughes, conocido por el inventor de diversos aparatos de lujo, y que en esta ocasión nos presenta el yate más caro del mundo, una maravilla flotante, y es que cualquiera querría tenerlo, está construido sobre oro macizo, lo que hace que su precio se eleve a más de cinco mil millones de dólares, alrededor de unos tres mil millones de euros, precio que no está al alcance de casi nadie, o de unos muy pocos privilegiados.

Para conseguir esta joya su constructor tardó tres años en poder darle vida, y es que para ello tuvo que emplear más de 100.000 kilos de oro macizo y plata, lo que además del trabajo que conlleva la realización del yate, hay que contar con el elevado presupuesto que hace trabajar con estos materiales, de ahí el precio final.

A pesar de lo lujoso que resulta, bien es cierto que no es demasiado grande, y es que cuenta con 30 metros de eslora, y más sabiendo que se conocen otros yates que cuentan con más de 100 metros de eslora, por lo que al lado de este resulta algo pequeño.

Lo más curioso de este yate es que se puede observar como en una de las paredes de un camarote se encuentra una pared que está completamente realizada con huesos de tiranosaurio rex y rocas de meteoritos, lo que a la par que asombroso resulta extraño, pero es que Stuart Hughes suele utilizar en sus creaciones restos de dinosaurios, aunque cierto es, que esto aumenta el valor, ya que no se encuentran en cualquier lugar restos de dinosaurios.

Se comenta que el dueño del yate es Robert Kuok, un magnate de Malasia, que es el hombre más rico de dicho país, y que tiene la suerte de poder disfrutar de este portento para poder navegar por las aguas de todo el mundo, con la alegría de saber que dispone del yate más caro del mundo.


1 comentario en El yate más caro del mundo

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.