Cómo fotografiar en movimiento

La fotografía está determinada por el cine, si bien no es foto en movimiento literal, son 24 fotografías seguidas que dan forma a una cinta, y al pasarlas por un artefacto, el cinematógrafo, se desarrollan a una velocidad que nuestro cerebro registra como movimiento.

Ahora bien, de todas formas, una fotografía tomada en movimiento sale siempre movida. Una foto puede dejar estático el movimiento y el tiempo y de esta forma oponerse al cine como arte en movimiento.

Una fotografía en movimiento permite aprovechar el desplazamiento de un animal, una persona, un elemento en movimiento y dejarlo estático.

Existen algunas formas o usos que permiten sacar fotos de elementos en movimientos y poder lograr nitidez, estaticidad y efectos dinámicos al mismo tiempo

Panning

Este efecto permite que cuando algo esté en movimiento el objeto salga estático, mientras que lo que quede fuera de foco salga movido. Es uno de los más utilizados pero es a la vez requiere gran trabajo y concentración, por lo general lleva cierto tiempo poder aprenderlo.

Está técnica consiste en hacer una barrido con la cámara en la misma dirección en que se realiza el movimiento, con un largo tiempo de exposición.

Una impresionante fotografía se obtiene a partir de este recurso.

Zooming 

Otra técnica interesante es el zooming, que otorga gran dinamismo a las fotos que por lo general son bastante estáticas.

De esta manera a una imagen estática se le aplica un acercamiento a una imagen centrada mientras se mantiene abierto el obturador

La imagen permite un grado de movimiento a la imagen centrada mientras que el resto queda en desfasaje.

El modo de Ráfaga

Por último el modo ráfaga es una gran utilización a tener en cuenta a la hora de hacer una foto en movimiento, si bien hay que estar bastante atentos y ser precavidos en el uso, si le otorgamos el suficiente tiempo y dirección la foto lograda es un dinamismo interesantísimo

El hecho consiste en tomar varias fotos seguidas a partir de un determinado movimiento. Luego al poner estas fotos en sincronías nos da una suerte de flipbook fotográfico, permitiéndonos ver paso a paso como se desarrollaron los movimientos.

Tener en cuentas estas técnicas y salir a probarlas es la mejor forma de entenderlas, es necesaria mucha práctica para poder hacer uso de ellas y apropiárselas.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.