Las nuevas tecnologías y el acceso a la fotografía

Hoy en día un móvil, un Iphone o una cámara fotográfica digital son bastante accesibles y todas nos permiten fotografiar de alguna manera.

Podemos obtener una foto en cualquier momento o circunstancia, durante un partido de fútbol, en un cumpleaños, a la salida de una obra, en medio de un examen, en el subterráneo o subiendo a la montaña rusa. Y podemos hacerlo casi sin esfuerzo y pasando desapercibidos.

La fotografía antes de la era digital

Si bien antes se contaba con artefactos para hacer algo parecido, los sistemas eran más costosos, más complicados y con mayores dificultades. La obtención de un rollo requería cierto dinero, algunas cámaras no contaban con flash incorporado, sus tamaños eran poco prácticos y luego el revelado llevaba cierto tiempo, sin contar que no podían saber cómo habían salido las fotos sino hasta no contar con ellas en la mano.

Esto hacía que la utilización de cámaras a modo casero y cotidiano, si bien era grande, fuera mucho menor al actual y mayor su uso para aspectos artísticos y profesionales.

Está nueva apertura de tecnología logró que se acercaran muchos las posibilidades de su uso. Pero a la vez, más el deseo de obtener una imagen instantánea de la vida para almacenarla y luego ya no volver a verla.

A los profesionales les abrió muchas nuevas ideas pero al mismo tiempo a no tomarse tanto tiempo para considerar una idea antes de apretar el gatillo ya que antes esto podía costarle caro. De todas formas les permitió sacar mayor cantidad de fotos y poder elegir entre ellas las más relevantes y adecuadas, con mucho menos costo. No fue este crecimiento tecnológico una deconstrucción sino una ampliación de posibilidades y una forma de pensar cómo utilizarlas.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.