Lección 1: Breve teoría de la fotografía

La fotografía surge con el fin de retratar la realidad de manera instantánea dejando de lado los grandes esfuerzos de los dibujantes. Con el paso de muchos años las técnicas y las cámaras fotográficas fueron cambiando hasta llegar hoy en día a que las cámaras sean un artículo más que frecuente, ya que seguramente cada familia tiene una en su hogar, además de que vienen incluidas en los teléfonos celulares y tablets, entre otros dispositivos.

Así vemos como la fotografía se volvió algo común para todos, siendo posible que cualquier persona tome fotografías en cualquier momento y lugar. Pero para que se logren resultados de calidad se necesitan algunos conocimientos básicos referentes a la técnica, que permiten que la fotografía deje de ser una actividad casual para pasar a ser una creación artística.

Algunas consideraciones

Para tomar una fotografía se deben tener en cuenta tres factores que regulan la exposición: la apertura, la obturación y el ISO. La apertura es justamente la abertura que se ajusta en el lente de cada cámara para permitir pasar luz en mayor o menor cantidad hacia el sensor. La obturación se refiere al tiempo en que queda abierto el obturador, dejando que llegue al sensor la luz. ISO es un número que demuestra la sensibilidad que tiene ese sensor a la luz.

Se recomienda que para capturar una buena fotografía se debe lograr un correcto balance entre la apertura y la obturación, ya que hay cierta reciprocidad entre ambas. También es importante la profundidad del campo, que calcula cuánto de cada imagen que se quiere tomar va a estar en foco.

Otros conceptos claves al instante de fotografiar rondan en la clase de cámara que se utilice, la longitud del foco, la clase de objetivo, los filtros fotográficos, la sensibilidad lumínica, la onda de los colores y la resolución.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.