Lección 11: Revelado negativo

Para realizar el revelado de negativos solo necesitarás un tanque de revelado, reloj, agua caliente, un termómetro con precisión de medio grado centígrado para blanco y negro (si es para color debe ser de un cuarto), probeta graduada, una cubeta y un embudo.

Si bien no podrás observar el proceso de revelado si podrás controlarlo a través del tiempo y la temperatura para asegurar un revelado correcto. Normalmente las películas en blanco y negro se revelan a 20 grados centígrados, pero suele variar según el fabricante. Podrás trabajar un poco encima o debajo de esta temperatura siempre y cuando ajustes el tiempo.

Pasos para el revelado negativo

Abrir la película fotográfica

Debes estar en un lugar completamente oscuro para abrir el chasis de la película fotográfica que quieres revelar. Puedes usar un abrelatas y sacar la película pero evita tocarla con los dedos.

Corte de la película

El segundo paso es cortar la cola de la película con unas tijeras. Trata de hacerlo entre las perforaciones de la película para que ésta se cargue más fácilmente así te olvidarás de algunos problemas.

El tanque de revelado

Después de esto debes enrollar la película en el espiral, meterla en el tanque de revelado y cerrar rápidamente para que no se filtre la luz. Luego podrás encender las luces.

Temperatura adecuada

Cuando hayas terminado con el paso anterior tienes que darle la temperatura adecuada al líquido revelador; fíjate que esté dentro de los límites permitidos. Añades en el tanque y luego arrancas el reloj.

Eliminación de burbujas

El siguiente paso es golpear (suavemente) el tanque de revelado contra la mesa para eliminar las burbujas. Después de esto tienes que agitar durante el tiempo de revelado indicado según el tipo de película, la marca, la dilución del revelador y la temperatura que emplees en el proceso.

Verter la solución

Al cumplirse el tiempo debes verter el líquido rápidamente en su botella con el embudo y el filtro. Cuando hayas hecho esto añades el baño de paro sin abrir el tanque y después de un minuto o dos vaciar y recoger en la botella.

Agregar el fijador

Posteriormente hay que verter el fijador dentro del tanque de revelado y después de unos minutos podrás abrirlo sin peligro. Espera hasta que termine el proceso de fijado y lava con abundante agua corriente durante por lo menos 30 minutos.

Secado de la película

Para finalizar con el proceso de revelado negativo hay que colgar y dejar secar. Si quieres que el proceso sea más uniforme, añade unas gotas de humectante en el último enjuague así favorecerás el escurrido uniforme.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.