Lección 12: Digitalizado y positivado analógico doméstico

Primero que nada necesitas un escáner para que escanees las fotos y puedas realizar las copias que quieras, hacer un archivo fotográfico computarizado, etc. Hay escáneres de varias marcas, solo tienes que elegir el que más te guste y te convenga. Recuerda que el escáner debe tener un disco con los drivers y el software necesario para que funcione.

Fija la resolución del escáner

Cuando hayas decidido el número de fotos que vas a digitalizar, tienes que determinar la resolución de escaneo y el formato de almacenamiento de las imágenes. ¿Cómo saber la resolución y el formato adecuados? Esto dependerá del uso que pretendas dar a la fotografía digitalizada y del espacio de almacenamiento de tu computadora.

Si quieres una imagen que puedas imprimir después, guarda a 300 ppp porque si le das menos valor tendrás que renunciar a la información y en caso contrario le restarás calidad a la fotografía.

Pero si lo que quieres es realizar una mayor impresión según el tamaño original de la foto, duplica la resolución cada vez que quieras que el tamaño final duplique a la fotografía inicial.

Extensiones a elegir para la digitalización de fotos

Hay dos formatos principalmente: el TIFF y el JPEG o JPG. El de mayor calidad es el primero, pero la fotografía digitalizada o escaneada ocupará más espacio en el almacenamiento de tu computadora, mientras que el segundo formato puede ofrecerte buena calidad si seleccionas un nivel de entre 80 y 90, además de que no consume mucho espacio.

Mantener ajustes para el futuro

Cuando hayas decidido cuáles ajustes usarás para digitalizar tus fotografías, puedes crear un acceso directo o un perfil específico referente a esa configuración, así la próxima vez que escanees no tendrás que recordar los ajustes elegidos.

Limpia el escáner y las fotos

En este aspecto conviene usar productos especiales o limpiacristales para que la superficie de tu escáner quede limpia. Si las fotos son antiguas habrás más probabilidad de que estén manchadas o tengan adhesivos incrustados, etc. Procura que las fotos y el cristal del escáner estén limpios antes de comenzar con el proceso de digitalización así no tendrás que repetir porque las fotos te salieron sucias en pantalla.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.