Valencia, una ciudad de Foto

Viajar a una ciudad extranjera acaba por despertar ese fotógrafo que llevamos dentro, incluso aunque no sepamos cómo manejarla en modo manual. Para los más expertos, por lo tanto, viajar se convierte en una auténtica experiencia en la que los cinco sentidos se estimulan por la cantidad de información nueva ¿qué escena retratar? No es necesario decidirse, sino más bien todo lo contrario y dejarse llevar, que la selección de imágenes ya llegará luego.

Para los viajeros fotógrafos os traemos algunos tips para un viaje muy especial. Primero ¿una ciudad? Valencia. Por su paisaje urbano, de playa y de montaña. Lo tiene todo, cultura, historia, arte, museos… Combinación perfecta de historia y modernidad de la que podrás disfrutar al máximo si eliges el centro para alojarte. Desde “aqui” podrás acceder a las vistas más espectaculares y los edificios más emblemáticos del pasado de esta ciudad. Además, tendrás cualquier punto de la ciudad a muy pocos pasos y estarás conectado fácilmente mediante transporte público.

No podrás salir de tu apartamento sin ir cámara en mano, cada metro te muestra un paisaje que inmortalizar. No olvides llevarte baterías de repuesto o pilas recargables, ¡no te vayas a quedar sin las fotos! También lleva siempre encima tu Smartphone, en caso de urgencia los móviles de última generación podrían sustituir a tu cámara.

El tiempo, no obstante, es limitado en un viaje y eso hace humanamente imposible visitarlo todo en un viaje de unos pocos días. ¿Cuáles son, pues, los puntos imprescindibles de visitar en Valencia?  Cabe destacar unos pocos lugares que no puedes perderte y que el objetivo de tu cámara amará.

El centro de la ciudad y el casco antiguo valenciano es sin duda uno de los más ricos en cuanto a imágenes de postal. Es cierto que es zona turística por excelencia, pero en ella vas a encontrar multitud de lugares de ensueño. El Miguelete, torre gótica del siglo XV d. c. será una parada idónea para comenzar el reportaje fotográfico de tu viaje. Rodear esta torre perteneciente a la Catedral de Valencia te llevará a la Plaza de la reina, lugar de reunión de habitantes locales y turistas. Continuando la ruta, las próximas fotografías que hagas harán que te enamores del Barrio del Carmen hasta llegar a las famosas Torres de Serrano y Torres de Cuart. Estas torres son lo único que queda de la fortificación que rodeaba y englobaba la ciudad de Valencia hasta el siglo XV. Encuadra, enfoca y dispar. ¡Foto para el recuerdo!

Una parada muy recomendable para admirar es el Palacio del Marqués de Dos Aguas, una impresionante casa solariega de estilo rococó. Podrás visitar las estancias y carruajes del siglo XVIII que se exponen en la planta baja; así como el Museo Nacional de Cerámica González Martí que se encuentra en la segunda planta del palacio. En contraste a esta imagen histórica, clásica y rococó nos encontramos con la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia, situada a lo largo del cauce del rio Turia y que muestra la cara más urbana y moderna de la ciudad. Especialmente de noche, la iluminación y el gran tamaño de estos edificios diseñados por Santiago Calatrava te dejarán boquiabierto tras el objetivo de la cámara. Sin duda, fotos que no podrás resistirte a hacer.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.