Efecto ojo de pez

0

Las ópticas Ojo de pez “Fisheye” es el nombre que reciben las ópticas muy gran angulares que producen una imagen hemisférica. Originalmente desarrolladas para el uso en la astronomía llamadas ópticas “whole-sky” los fotografos se hicieron populares por sus imágenes únicas y distorsionadas. El efecto que crea es similar al que sucede al mirar tras una mirilla de una puerta, o la imagen resultante de los espejos que hay en algunos cruces o carreteras.

El ojo de pez es un objetivo que se sale bastante de lo normal: es capaz de abarcar un ángulo de visión de 180º e incluso superior en algunos casos, lo que hará que disparando una fotografía de paisaje aparezcan nuestros propios pies en el encuadre. La característica principal de los ojos de pez es que distorsionan fuertemente las líneas rectas que aparecen en las fotografías.

Los objetivos de este tipo fueron desarrollados originalmente para aplicaciones científicas e industriales. Con ellos se podía capturar la bóveda celeste al completo así como fotografiar espacios interiores muy reducidos.

Observar el mundo a través de un ojo de pez es variar nuestro sistema de percepción de la realidad, dando lugar a fenómenos a los que no estamos acostumbrados. Su aplicación es sobre todo de tipo creativa. Las fotografías resultantes sorprenden al espectador y le llevan a un mundo donde nada es lo que parece.

La óptica ojo de pez se ha vuelto un éxito en cuanto a ópticas para cámaras réflex, pero también puede conseguirse este efecto con algunos programas y filtros de Phostoshop.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here