Fotógrafo de bodas. Iniciarse en el rubro.

Convertirse en fotógrafo de bodas no es una decisión a la ligera. Las bodas son rubro de muchísima exigencia, que pone a prueba la creatividad
en tiempo límite y en locaciones con cambios de luces constantes. La adaptación  y rapidez del fotógrafo, teniendo en cuenta que todo transcurre de manera cronológica y prevista, creando por tal motivo, un sinfín de situaciones imprevistas. Pero sobre todo, cada instante es único en la vida de las personas que eligieron a un profesional para cubrir tal evento. Asi mismo, habrá fotos de bodas que nunca estarán en el album, mejor tener la menor cantidad posible de éstas.

A pesar de ser fotógrafo profesional para presentarse  en este rubro es importante una preparación previa y un verdadero convencimiento de poder  manifestar una vocación fotográfica y creativa durante el transcurso de una boda.

Armado de un portfolio

Para comenzar a incursionar en el rubro bodas lo primero es armar un portfolio. Esta será la carta de presentación para las parejas que decidan a fututo elegir un fotógrafo profesional para su casamiento. El recorrido del armado llevará al aspirante a fotógrafo de bodas a adquirir experiencia y dar su propio sello al trabajo, generar un estilo que irá creciendo y acentuándose con la práctica.

Armar un portfolio tomando fotos sin experiencia en bodas es posible.  Puede contactarse personas a punto de casarse y solicitar  permiso como fotógrafo alterno ofreciendo un regalo fotográfico a cambio. Pidiendo permiso a las parejas para formar parte de la carpeta de trabajo.

Contactar con trabajadores de eventos como  maquilladores,  empresas de catering, vestuaristas y promocionar junto a ellos un plus fotográfico. Puede ser la foto para la invitación o los suvenires. De esta manera incrementar las tomas para el book de presentación.

Se puede adquirir mucha experiencia buscando  fotógrafos en el área que se dediquen a las fotos de bodas y proponerse como colaboradores. Es importante no ser el fotógrafo principal si no se es profesional en el rubro.

Tener en cuenta que realizar  fotos de bodas es algo específico que requiere responsabilidad y cuidar el equilibrio entre formalidad y creatividad en cada fotografía. Recorrer el evento desde la preparación de los novios, la ceremonia civil y religiosa y todas las variantes en cada caso.

Finalmente al lograr ser un fotógrafo profesional de bodas el consejo principal es no olvidar contratar un asistente y armarse del equipo adecuado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.