Récords e Historias en el Curioso universo de los Casinos

curiosidades de casinos

En nuestra vida cotidiana todos tenemos algún personaje que nos llama la atención en forma especial. Ya sea el vendedor de periódicos del barrio, el dueño del almacén de la esquina, la antigua directora del colegio, el tío de un amigo cercano o simplemente nuestra propia madre. Un “viejo lindo” que hace cosas locas, cuenta anécdotas originales o luce un aspecto peculiar. Pero, ¿qué es lo que nos llama la atención?, ¿comportamientos, costumbres, reacciones? Las respuestas son variadas, pero lo cierto es que pocas cosas son más originales y lúdicas que un “abuelito o abuelita excéntricos”.

Cada historia que escuchamos nos merece dudas y solemos preguntarnos “¿será un chiste, una anécdota acicalada o una historia real?”. Cuando oímos el cuento sobre un anciano que heredó su fortuna a desconocidos poniendo curiosas condiciones o cuando conocemos la historia de la anciana que cumplió su sueño de conocer el Polo Sur, es tan impactante como enterarse de que un anciano que ocultó su riqueza durante años para donarla a caridad tras fallecer, vivía en un departamento de un dormitorio y compraba en las ofertas. Es tan sorprendente como la historia de un millonario de 78 años que apostó al póker con sus amigos, que volvería con una foto suya en la Antártida; y tan increíble como la abuela inexperta que al batir un récord en los dados nos demuestra cómo jugar juegos de casino.

Y si de póker, juegos y casinos se trata, las curiosas historias son famosas y llamativas. El universo de mitos y curiosidades en los casinos, nos muestra un crisol de cuentos y anécdotas que aunque difíciles de confirmar, atraen y se dejan creer por un público que no busca demostrarlas sino más bien disfrutarlas y difundirlas para mantener intacta la pasión por mundo del juego. Como la historia del estafador que durante 25 años engañó a un buen número de casinos al rededor del mundo llevando a su propio crupier y ganando sin cesar. Y es así como nos enteramos de que en los casinos no hay relojes ni ventanas para permitir que el jugador “fluya” en su entusiasmo sin señales de tiempo que le recuerden que ya debe parar de jugar y volver a casa con algo de dinero en los bolsillos.

Antes de relacionarse con el juego, la palabra “casino” (de origen italiano, diminutivo derivado de “casa” que en latín significa cabaña) se refería a una villa lujosa a una casita elegante que generalmente se construía en las afueras de la ciudad. En el siglo XIX y debido a que el primer casino de juegos utilizó la palabra para su nombre, el término comenzó a relacionarse con el juego.

Y si de cine y casinos hablamos, se cuenta que la película Casino Royale es la primera historia de James Bond que logra ser vista y ganarle a la censura en China. Y tal como sucede en los casinos reales, al personificar al mítico detective, Daniel Craig ganó y perdió algo…subió 9 kilos en músculos y se rompió dos dientes durante el rodaje.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.