Juegos de ilusiones ópticas (I).

En estos breves párrafos les vamos a mencionar los juegos ópticos de ilusiones del cerebro que más se suelen dar para jugar con nuestras impresiones.

Hay un juego bien sencillo en el que tendrá que saber si las figuras geométricas representadas son rombos o cuadrados. Realmente al primero de verlo parecen rombos, ya que están en solitarias, pero al agruparse, queda claro que son cuadrados. Esto, según los expertos, se produce porque el ser humano utiliza diferentes referencias para agrupar y reconocer los objetos, en este caso, al ver los rombos se está teniendo como referencia la verticalidad, mientras que cuando ya los vemos agrupados, giramos nuestra verticalidad en sentido al que están agrupados, haciendo así que ya se reconozcan como cuadrados.

Otro típico es el que te dicen “mira a un punto fijamente y aguanta ahí treinta segundos”, y no, no es el típico que después te sale la cara de la niña del exorcista, en este caso, después apartas la vista y tienes que dirigirla a la pared o al punto que te indiquen, y te llevaras la sorpresa que posiblemente te deja alucinando.

Algunas imágenes que dejan al cerebro en estado de confusión, son las que juegan con un efecto laberíntico, que se ven diferentes sendas o escaleras que no acaban en un punto, o dan cierto valor de profundidad para acabar sin saber como salir del lugar.

Otras ilusiones que pueden jugar con el espacio en nuestra mente, son las figuras que parecen de diferente tamaño, pero que realmente son del mismo tamaño, pero lo que hace engañar a nuestro cerebro es el fondo, que es lo que tomamos como referencia en el primer momento.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.