Mitos de la creatividad

TRES COMPONENTES DE LA CREATIVIDAD:

La creatividad no es tanto un don como un proceso orientado a unos objetivos de producción de innovaciones; los directivos encontrarían sus trabajos mucho más fáciles si pudieran identificar en el proceso de selección de personal la cualidad de cada uno de ellos en el campo de la creatividad; lamentablemente no existe un perfil válido para estas personas, ni tampoco ningún test que permita determinar el talento creativo de una persona. (No es cuantificable, ni medible)

Así que no podemos predecir la capacidad creativa de un individuo pero si se han identificado los materiales de los que surge el comportamiento creativo. Experiencia, dotes de pensamiento creativo y motivación.

  •  La experiencia: Conocimientos técnicos, de procedimiento e intelectuales. Conocimientos adquiridos a lo largo de la vida.
  • Dotes de pensamiento creativo: Tácticas que utilizan las personas para abordar los problemas. Determinan con qué flexibilidad e imaginación las personas hacen frente a las dificultades.
  • Motivación: Un afán interno para resolver un problema, conduce a soluciones mucho más creativas. Son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones.

LOS MITOS:

Se ha investigado bastante sobre la creatividad, y se ha llegado a ideas preconcebidas por la gente que son totalmente erróneas. En este apartado explicamos los 5 mitos que circulan entre las ideas de la gente sobre la creatividad:

  • Cuanto más inteligente, más creativo. ¿Qué pensáis al respecto? La inteligencia está relacionada con la creatividad sólo hasta cierto punto. Ejemplo de físico-artista.
  • ¿Los jóvenes son más creativos que la gente mayor.?. La edad no es un indicador del potencial creativo. Es más hay un estudio que demuestra que se tarda entre siete y diez años en conseguir experiencia en un área de especialización determinada. ¿Qué quiero decir con esto? Que quizá la persona más creativa de una empresa sea la más mayor debido a su experiencia en el campo, a sus años de dedicación, ya que un novato, se verá con limitaciones, sin saber afrontar problemas que para la persona mayor serán rutina. Al mismo tiempo, la experiencia puede inhibir la creatividad: algunas veces, a los expertos les resulta difícil ver o pensar fuera de las pautas establecidas, como decíamos antes con el ingeniero, que no es capaz de abrir la mente, está limitado a fórmulas. Parece contradictorio, entonces la experiencia es buena o es mala para fomentar la creatividad?, pues depende de la persona, así que si queremos crear un buen equipo de trabajo, lo mejor será lograr un equilibrio entre veteranos y jóvenes (gente con experiencia que puede ser mejor o peor, y gente con nuevas ideas y ganas de innovar)
  • La creatividad está reservada a unos pocos. ¿Qué queremos decir con esto? Los que se atrevan a arriesgarse. Es cierto que la predisposición para asumir riesgos y la habilidad para pensar de formas no tradicionales es importante para la creatividad. Pero no por ello hay que hacer puenting, ni siempre enfrentarnos a proyectos de alto riesgo.
  • La creatividad es un acto solitario. Un elevado porcentaje de los inventos más importantes del mundo son producto de la colaboración entre grupos de personas con habilidades complementarias.
  • La creatividad no se puede gestionar. No se puede saber de antemano quién va a estar implicado en un acto creativo, cuál será ese acto, o cuándo o cómo se producirá. No obstante, un directivo puede crear las condiciones que fomenten la creatividad a través de los 3 elementos antes comentados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.