Quebradero de cabeza

Las ilusiones ópticas a veces a más de uno nos resultan un auténtico quebradero de cabeza, sin embargo, a veces, se utilizan técnicas que pueden desarrollarlas con mayor exactitud, es el caso de la holografía. Esta técnica es de fotografía, su funcionamiento se basa en crear fotos tridimensionales, con la ayuda de un láser que va grabando microscópicamente una película fotosensible, y a su vez, al recibir la luz desde la perspectiva perfecta, la imagen sale dividida en 3 dimensiones.

Esta técnica fue creada hace bastante tiempo, exactamente en el año 1947, su creador fue Dennis Gabor, el cual fue ganador de varios premios, entre ellos el Nobel de física. Al principio el láser usado en esta técnica apenas tenía fuerza en cuanto a fuentes de luz, sin embargo poco a poco se empezaron a renovar.

El funcionamiento de esta curiosa ilusión es sencillo, en primer lugar se describe el grabado en un holograma muy fino, que solo tiene un punto que refleja la luz, una luz que solo nuestro cerebro es capaz de asimilar, ya que al fin y al cabo no existe ninguna. Los primeros hologramas que representaban un objeto en 3 dimensiones bien hecho se empezaron a crear en EE.UU, en el año 1963. Poco a poco se han ido usando para diversas funciones, como por ejemplo el uso de reproductores DVD, aunque hoy en día también se usan para billetes o las típicas tarjetas de crédito.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.