Curso de ecuaciones online 8 – Utilidades de las ecuaciones

Mucha gente no sabe muy bien para qué sirven las ecuaciones, aquí se los explicamos con lujo de detalle

 

Un ejemplo que nos encontramos recientemente, en la vida real, sobre las aplicaciones de las ecuaciones, nos lo proporcionó un chico que necesitaba saber o más bien quería saber cuánto necesitaba ahorrar cada día para a final de mes tener 50 euros. Planteemos la ecuación con la que fácilmente pudo haber resuelto su problema matemático y de allí iremos complicando un poco más las cosas, lo más pausadamente posible, para encontrar otros usos más complejos de las ecuaciones.

Planteando una nueva ecuación

Primero debemos preguntarnos, ¿qué buscamos? Obviamente se trata de un número, un número que al ser multiplicado por los días que tenga el mes sea igual a 50 euros. Vamos un poco más despacio. El chico quería conseguir 50 euros al mes, lo que significa que pase lo que pase ya sabemos que buscamos 50 del otro lado del signo igual. Ahora, hay un número desconocido, que como dijimos podemos llamarlo “x”, “y”, “z”, o cualquier otra letra que se nos ocurra. Llamémosle “ahorros” por ahora. Sus “ahorros” son la cantidad que debe ahorrar día con día para llegar a 50 euros. Entonces, supongamos que estamos a 25 de abril y quiere a final de mes tener 50 euros. Al mes de abril le quedan 5 días, porque solo tiene 30 días. Entonces, una primera aproximación a nuestra ecuación podría ser:

“Ahorros 26 de abril” + “Ahorros 27 de abril” + “Ahorros 28 de abril” + “Ahorros 29 de abril” + “Ahorros 30 de abril” = Ahorros totales de 50 euros a final de mes

puliendo la ecuación

La ecuación anterior necesita una única condición y es que el chico ahorre la misma cantidad los 5 días restantes, así la ecuación queda como:

Ahorros de 5 días = 50 euros

O más bien:

Ahorros x 5 días = 50 euros

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.