Cómo usar un trípode

 

En qué momentos vas a necesitar un trípode

Cómo muchos pensarán, hay ciertas ocasiones en las cuales no necesitamos un trípode de ninguna manera, porque no son fotos  que dependan de uno para verse bien. Si no eres de las personas que sacan los tipos de fotos que vamos a decir a continuación, no necesitas uno, si por el contrario si, entonces sigue leyendo porque te vamos a contar cosas que te facilitarán a vida con un trípode.

  •   Fotos de larga exposición
  •   Fotos con poca luz
  •   Auto-retratos o fotos en las que se quiera que salgan todas las personas de un grupo
  •   Proyectos de video.

Qué necesita tener un buen trípode

 

Si has seguido leyendo este post, es porque realmente necesitas un trípode por algunas de las razones que expusimos arriba. Ahora te vamos a explicar qué cosas debe tener un trípode para ser realmente útil.

 

  • Debe ser estable y sólido, sobre todo las patas del trípode. No debe ser muy ligero, ya que saldría volando con la primera ráfaga de viento
  • La rotula debe ser de bola, que es la que nos ayudará a mover la cámara hacia delante o hacia atrás según lo que queramos enfocar.
  • Existen dos tipos de trípodes:
  1. Los que tiene diferentes ajustes, manivelas y tuercas, que son un poco más famosos pero también más difíciles de usar.
  2. Los que son con  un solo ajuste que se “llaman de empuñadura única”.
  • Los trípodes son un poco caros si quieres que te duren el tiempo suficiente (que son muchos años o toda la vida), no se puede encontrar un buen trípode a 20 euros, pero si se quiere sólo para alguna ocasión especial, como navidad, uno barato está bien,  nunca para uso profesional.

Considera que si tienes una buena cámara en la cual has gastado mucho dinero, lo mejor es que inviertas dinero en un buen trípode que no estropee las fotos.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.