Fotografía con niños

Ayúdate de algo

Apóyate en cualquier objeto que pueda servir para distraer al niño. Puede ser su juguete favorito, aunque no tiene que ser necesariamente un juguete. También sirven otros elementos de su vida cotidiana, como los accesorios que usas habitualmente para darles la comida.

Recuerda, eso sí, que el objeto que le des para que se distraiga no debe poner en peligro su seguridad

Ayúdate de alguien

Es probable que no puedas tu solo con ellos. Un elemento con el que te puedes ayudar es con algún familiar cercano. No solo distraerás su atención de la sesión fotográfica, sino que además te permitirá conseguir instantáneas familiares muy bonitas.

Así que, si tienes a mano a padres, abuelos o tíos y no les importa colaborar y salir en las fotos, es probable que consigas un bonito recuerdo familiar de la sesión.

Utiliza flash u objetivos rápidos

Los niños se mueven muy rápido, por lo que necesitarás disparar con velocidades de obturación suficientemente altas como para que las fotos no salgan movidas.

En caso de disponer de una cámara réflex, esa luz la puedes conseguir con objetivos luminosos, esto es, con aperturas de diafragma suficientemente grandes, o, mejor aún, mediante el uso de un buen flash.

Probablemente quieras hacer fotos en interiores, con lo que es posible que una inversión en buenos objetivos no sea suficiente. Ya te hemos dicho alguna vez que el flash que viene incorporado en las cámaras suele ser de poca ayuda, por lo que tal vez haya llegado el momento de que te plantees la compra de un buen flash externo.

Más sobre la fotografía y los niños…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.