Fotografia submarina

La ventaja de la fotografía submarina respecto al video es que mientras que la creación de un buen video requiere un significante número de secuencias realmente impactantes, (lo que significa tiempo y esfuerzo) con una simple foto se puede hacer una ampliación para colgar de una pared o para regalar con un coste y un esfuerzo mínimos.

La selección de una buena fotografía es más rápida, fácil y considerablemente menos cara que la edicion de un video, destacando que hacer una selección de diapositivas no es ni mucho menos tan complicado como editar un video.

De todos modos hay que destacar que conseguir una buena fotografía requiere práctica, crítica y esfuerzo. Con la posible excepción de la macrofotografia, los resultados de las primeras inmersiones son simplemente decepcionantes comparado con las expectativas. Cabe señalar que tomar una fotografía decente utilizando el primer carrete en una compacta fuera del agua es más o menos fácil pero debajo del agua, si en el primer carrete sale algo medianamente reconocible y enfocado, el aficionado se puede dar por satisfecho.

En lo que respecta a los costos, un equipo completo puede costar unos $10.000, en tanto que una cámara simple de mirar-disparar de un solo uso en una caja resistente al agua puede costar tan solo unos $115.

Si hablamos de un equipo semisofisticado para iniciación al fotosubmarina, el mismo  puede rondar entre los $700 y los $2.000, dependiendo de la definición que se está buscando. Obviamente en medio de ambos existen muchas opciones permitiendo empezar con un equipo básico e ir añadiendo opciones conforme se vaya mejorando la técnica y sin tener que volver a empezar desde cero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.