Los niños y la fotografía

Para fotografiar a los niños, debes conseguir que tanto tú como ellos sean parte del juego. Llama su atención, pídeles que hagan algo, pero de forma natural. Olvídate de que les estás haciendo fotos e intenta que ellos se diviertan. Si perciben la sesión como un juego y consigues que participen en él, la predisposición para que les hagas fotos será mucho mayor.

Hazles sonreír

Hemos dicho que a los niños les gusta jugar. Debemos conseguir hacerles sonreír por dos motivos principales.

Si ellos se divierten, estarán distraídos, se lo estarán pasando bien, y será más fácil hacerles fotos. Y este es el objetivo que perseguimos.

Si los niños se sonríen saldrán mucho mejor en nuestras fotos. Hay niños más llorones que otros, pero seguro que nos gusta recordar los buenos momentos en lugar de los malos. Cuanto más se rían, más guapos saldrán en las fotos, y más podremos presumir de lo guapos que son nuestros niños. ¿O acaso no sois ese tipo de padres que muestran orgullosos las fotos de sus hijos?

Prueba a cantar

Una manera de jugar con ellos y conseguir que participen en el juego es cantar. A la práctica totalidad de los niños les gusta cantar. Elige una canción que conozcan y canta con ellos, de modo que se centren en recitar la canción y participen de lleno en la actividad que les estás planteando.

Se sentirán bien participando, con lo que no solo conseguirás que se centren en una actividad, sino que además se mostrarán alegres en las fotos.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.