Relieve y realización de estereogramas

Para ver en relieve las fotos se precisa de un visor estereoscópico, colocándose directamente o previamente montadas en una cartulina, teniendo la precaución de centrarlas y nivelarlas de forma conveniente. En el caso de diapositivas enmarcadas, éstas deben estar también niveladas y sujetadas, sin moverse dentro del marquito. Utilizando los visores adecuados se pueden visualizar las imágenes tridimensionales. También es posible proyectar, aunque en este caso se requieren dos proyectores, polarizar la luz, una pantalla metalizada, un encuadre preciso y gafas adecuadas. Existe una extensa gama de posibilidades en este bello y atractivo campo de la fotografía.

Realización de estereogramas con una sola cámara:

En primer lugar hay que situar la cámara en el centro del soporte a utilizar. El soporte debe tener un nivel para controlar que esté horizontalmente.

Después hay que preparar el enfoque, el diafragma, la velocidad y memorizar el encuadre (altura y anchura ). Una vez hecho esto se debe desplazar la cámara hacia la izquierda y realizar el primer disparo; después debe desplazarse la cámara hacia la derecha y disparar por segunda vez.

Aspectos a tener en cuenta:

Los objetos a fotografiar no deben estar en movimiento.

Las fotografías pueden realizarse con la cámara paralela al objeto a fotografiar o con ésta ligeramente convergente para abarcarlo si no cabe de la primera manera (siempre que la convergencia no provoque el cruce con el infinito).

– El desplazamiento de la cámara para hacer las fotografías de izquierda a derecha debe ser de igual distancia hacia cada lado y proporcional a la distancia a la que se encuentra el primer objeto de las fotografías.

Cuando se utilizan cámaras con ópticas angulares a distancias de 5 m o más, no es necesario convergerlas.

Cuando se realizan fotografías con ópticas de 50 mm o teleobjetivos es conveniente ser más cuidadoso en el centrado.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.