Uso de capas

Uno de los elementos fundamentales que hay que saber utilizar, son las capas, y es que te sirven para separar la ilustración, ya que para imágenes que se modifican o que tienen muchos detalles, las capas separan esos detalles, así si se tiene que cambiar algo en algún detalle no es necesario cambiar toda la imagen, sino que se selecciona la capa en la que este el detalle que queramos cambiar o modificar, y es mucho más sencillo.

Entre las diversas ventajas de las capas, una principal es que de esta manera los elementos se disponen de manera independiente, lo que permite poder moverlos para situarlo en el lugar que creamos apropiado para ese elemento.

De la misma manera que las situamos donde queramos, también podemos aplicarle un efecto distinto a cada capa, de manera que al unirlas nos quede como resultado la imagen completa y vistosa.

Se podrá modificar tanto la opacidad de cada elemento de la imagen, lo que permite una mayor fusión en la imagen, al igual que se podrá modificar el porcentaje de relleno de cada capa.

Lo cierto es que las utilidades de las capas son muy numerosas y las podremos experimentar en nuestro trabajo en el día a día con Photoshop. Lo bueno está en que podemos ir probando cosas distintas y efectos nuevos, y si no quedamos a gusto, podemos borrarlo sin ningún problema y sin afectar a la imagen. También podemos ocultar las capas para ver cómo quedaría la dicha imagen sin dicha capa, pudiendo volver a incorporarla en el momento que queramos, o bien borrándola para no utilizarla más.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.