5 curiosidades sobre FINAL FANTASY IV

Continuamos expandiendo el conocimiento sobre la saga de rol Final Fantasy, y en esta oportunidad le toca el turno a la cuarta entrega de la serie. Originalmente lanzado en 1991, el juego fue el primero para la Super Nintendo y marcó el inicio de una de las trilogías más queridas por los amantes de los juegos retro. En Estados Unidos fue lanzado como Final Fantasy II por un error de numeración, pero a partir de las posteriores re-ediciones el juego recuperó su numeración original. Exploramos los secretos y datos más curiosos de la aventura de Cecil, el caballero negro de Barón que terminará luchando para salvar al universo de una amenaza que pone en riesgo los Cristales Elementales.

1. El primero en utilizar el ATB

Active Time Battle (ATB) es el nombre de un sistema de pelea para RPG’s por turnos que fue estrenado en el Final Fantasy IV, y una de las marcas distintivas de la saga Final Fantasy hasta sus entregas en PlayStation 2. La propuesta muestra una barra de acción que, al llenarse, permite a cada personaje realizar una de varias acciones según el menú. Cada personaje tiene estadísticas propias que alteran la velocidad con la que la barra ATB se llena para permitir realizar un ataque o una curación.

2. La novela de Final Fantasy IV

El cuarto juego de la saga fue uno de los primeros en prestarle especial atención al desarrollo narrativo y a los personajes. Por esa razón, fue también el primero en tener una versión novelada. Fue escrita por Ichiro Tezuka, quien trabajo como escritor de escenarios de Alundra y luego escribiría la novela de la secuela de Final Fantasy IV: The After Years.

3. Exploración espacial

En la cuarta entrega de Final Fantasy los personajes viajan por primera vez al espacio exterior. Posteriormente, las entregas 7 y 8 también incluirían viajes por el espacio.

4. Mejoras y mayor dificultad en Nintendo DS

La versión mejorada con gráficos 3D lanzada para Nintendo DS también aumentó la dificultad de las batallas. Esto se debe a que la versión estadounidense para SNES era más fácil que la japonesa, y para compensar el estilo de juego en la remake más reciente, decidieron que todas las versiones mantuvieran el mismo nivel de complejidad en las peleas.

5. Derrotando a Bahamut

Al igual que en otros títulos de la franquicia, el rey de los dragones Bahamut es uno de los grandes jefes a derrotar si queremos vencer al 100% la aventura de Final Fantasy IV. En esta entrega, el jefe dragón está escondido en una cueva de la superficie lunar, pero sólo hay una manera de derrotarlo. Tienes que utilizar el hechizo “Wall” (o Reflect según la versión) en todos tus personajes, para que la técnica especial ‘Mega Flare’ le regrese el daño y lo derrote. De lo contrario, tus personajes serán eliminados.

Estos son solamente algunos de los consejos y curiosidades sobre la cuarta entrega de Final Fantasy, considerada como la primera en marcar una diferencia en la narrativa y en el estilo de desarrollo de personajes que se perfeccionará en los títulos V y VI.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.