Los Hoteles Más Pequeños

Quizás no cuenten con demasiados lujos pero son ideales para desconectar, reflexionar sobre la vida o perderse. Hoteles pequeños y originales.

Si no te gustan los grandes complejos hoteleros por el bullicio, os presentamos algunos de los hoteles más pequeños. Quizas uno de estos hoteles sean tu destino en los próximos viajes.

Hotel Punta Grande, Canarias
El hotel más pequeño del mundo, o al menos así lo atestigua el libro Guinness de los Récords, está ubicado en nuestro país, concretamente en la isla de El Hierro, en Canarias.

Fue una oficina de aduanas
Su superficie apenas llega a los 600 metros cuadrados y cuenta con cuatro habitaciones. Antes que hotel este pequeño establecimiento era una oficina de aduanas que cerró cuando el comercio entre España y América entró en crisis.

Desconecta del mundo
Las comodidades del Hotel Punta Grande son las justas. No hay minibar ni televisión ni Internet, tampoco servicio de habitaciones. Además, el paraje que lo rodea destaca por la multitud de lagartos gigantes. Un sitio indicado para los que buscan reflexionar sobre la vida, desconectar de todo o simplemente perderse.

Eh’häusl, Alemania
En la localidad alemana de Amberg también dicen tener el hotel más pequeño del mundo. Es el Eh’haeusl y apenas tiene 56 metros cuadrados.

“Casa de bodas”
Su nombre significa “casa de bodas” y proviene del uso que en el siglo XVIII le daba su propietario y que consistía en realquilar la estancia a parejas que querían casarse pero que no tenían residencia. De esa manera se hacía frente a la ley que obligaba a tener un techo bajo el cual celebrar la boda.

A todo lujo
Si el hotel canario Punta Grande no tenía ni un solo lujo, el Eh’haeusl dispone de habitaciones equipadas con televisor de pantalla plana, bañera de hidromasaje, chimenea o cama de lujo. Todo por unos 250 euros la noche.

Green Plaza Shinjuku
El Green Plaza Shinjuku, en Tokio, no es un hotel pequeño pero sí lo son sus habitaciones o, mejor dicho, las pequeñas cápsulas de estilo espacial que hacen las veces de suites.

Cualquiera que quiera pagar 31 euros por noche puede dormir en esta especie de literas o cápsulas sin ventanas, baño o armario pero sí con televisión. Todas las pertenencias son guardadas en una taquilla, donde se pondrá la única prenda de vestir permitida en el hotel: el albornoz o yukata. El Green Plaza Shinjuku es un hotel enfocado a los hombres de negocios que trabajan en la capital pero viven lejos.

También puede interesaros Los Hoteles Más Originales del Mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.