Roquetas de Mar, Almería

La ciudad cuenta con la máxima afluencia turística de la región, por sus preciosas playas y paisajes.

Al pie de la Sierra de Gádor y a 19 kilómetros de Almería se encuentra una población que ostenta el título de villa llamada Roquetas de Mar.

Éste antiguo poblado de pescadores que fue declarado en 1964 centro de Interés Turístico Nacional cuenta con una población de 90.000 personas y una amplia oferta de ocio y servicios que cumplen las expectativas de cualquier visitante. Para descansar en tus vacaciones sólo tienes que dirigirte a un hotel en Roquetas de Mar y disfrutar de todo lo que el medio te ofrece de manera natural.

Con una temperatura media anual de 18 grados, Roquetas de Mar tiene todo lo que se necesita para pasar unas vacaciones perfectas independientemente de la época del año. Sus principales atractivos turísticos giran entorno a sus dos puertos deportivos, su espectacular campo de golf y su playa Serena, con más de un kilómetro y medio de fina arena dorada.

Pero no es todo sol y espuma blanca, también hay múltiples actividades que los visitantes más activos podrán realizar al margen de tumbarse bajo el sol andaluz.

Por ejemplo Windsurf. El centro náutico de la ciudad imparte tanto clases para expertos como para los más novatos. También pone a disposición de los visitantes la posibilidad de viajar en catamarán con toda la familia sin necesidad de pasar por realizar este deporte acuático.

Para quienes disfrutan recorriendo cada rincón del lugar que visitan también Roquetas de Mar tiene una amplia variedad de monumentos para descubrir, como el Castillo de Santa Ana, una fortificación militar que data del siglo XVI y que se puso en pie para defender la ciudad de los ataques de piratas. Ahora, tras ser restaurado de los desperfectos causados por un terremoto, es centro de exposiciones y de actividades culturales. En pie se mantienen algunas murallas y la bonita Torre de Roquetas, desde donde se ve una magnífica imagen de la ciudad y de todo el mar Mediterráneo.

El Castillo de Santa Ana forma parte del casco antiguo de Roquetas de Mar, compuesto también por otros monumentos como la Iglesia parroquial de nuestra señora del Rosario y la Plaza de la Constitución, donde se encuentra el Ayuntamiento.

Para los amantes de la naturaleza, la zona ofrece el monumental arrecife barrera de Posidonia, uno de los pocos arrecifes que se conservan en un mar que hace unas décadas estaba plagado de ellos. La Posidonia oceánica son un conjunto de hojas largas y verdosas con forma de cinta encargadas de ayudar a la fijación de los sedimentos y arena en la playa.  Estas formaciones están plagadas de una amplia fauna submarina que a su vez da lugar a un enclave natural limpio y oxigenado.

Cerca se encuentra el Paraje Natural de Punta Entina-Sabinar que tiene 2.000 hectáreas de dunas, playas, lagunas y una gran variedad de aves acuáticas que le aportan al lugar un valor ecológico añadido y que se desplazan hasta El Ejido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.