Ciencia ficción y realidad unidas por un aterrador depredador

En el reino animal nos encontramos con cientos de especies con características dignas de una película de ciencia ficción. Es más, el ejemplar del que vamos a hablar hoy fue motivo de inspiración para los guionistas del gran clásico de ciencia ficción Alien. ¿Qué tiene de especial? Continuad leyendo y lo comprenderéis.

La avispa esmeralda es un insecto cuyo sistema reproductivo está evolucionado de tal manera que controla a su presa para conseguir así completar el ciclo reproductivo. La peculiaridad de este pequeño insecto reside en su capacidad para controlar a su presas, exactamente cucarachas, convirtiéndola en “zombies” para que actúe con la voluntad de la avispa. Esto lo consigue inoculando una cantidad de veneno precisa en el cerebro de la presa, consiguiendo así la sumisión total de la pobre cucaracha.

¿Qué similitudes hay con la película Alien?

La avispa, después de tener controlada a la cucaracha y actuando ésta a voluntad de su captor, la lleva a un lugar donde anidar. Allí introduce una larva dentro del cuerpo de la presa, la cual irá creciendo y alimentándose de la cucaracha, viva aún, hasta que, una semana más tarde, un ejemplar adulto de avispa esmeralda saldrá del interior de la cucaracha, muriendo ésta.

Como ya sabréis, en la obra maestra de ciencia ficción Alien, el “bicho” sale de un huevo para adherirse a la cara de uno de los personajes de la película, introduciendo un pequeño alien por la boca en el pecho de la víctima. Éste irá creciendo hasta que, llegado un momento, el pecho estalla muriendo la presa y naciendo un joven alien aún más temible.

Los guionistas de esta obra maestra del cine moderno no pudieron elegir un mejor depredador, ya que este insecto tiene unas características temibles para aterrorizar al público. Por suerte este pequeño insecto sólo elige como presas a pequeñas cucarachas incautas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.