Nasa prepara a los astronautas para aterrizar sobre un asteroide

Pese a que pueda sonar a película y, tras las últimas declaraciones de la Nasa el suspenso temporal del programa espacial debido a la crisis financiera, lo cierto es que declaraciones recientes han desvelado que un equipo de astronautas se preparan para realizar la primera misión espacial donde, como objetivo, se pretende colocar a una persona en la superficie de un Asteroide.

La intención de esta idea es la de llevar a un equipo de astronautas más allá de la Luna, hasta la superficie de un asteroide, para estudiar de cerca su superficie y, al igual que en el celuloide de Armagedón, descubrir la mejor forma de acabar con una de estas rocas si supusiera un peligro para el planeta.

Uno de los principales inconvenientes que se tiene para esta misión es la referente al aterrizaje ya que la mayoría de los asteroides se desplazan a una velocidad cercana a los 80.000 kilómetros por hora que, junto con la ausencia de gravedad complicaran de sobremanera dicha acción.

Otro gran inconveniente de esta misión es que se tardara entrono a un año en llegar al asteroide más cercano a nuestro planeta tierra, pero se ve en cierta medida mitigado por e el hecho de que los astronautas podrán pasar un máximo de 30 días en la superficie del asteroide.

Pese a todo, la Nasa hace hincapié en que la misión real principal de los astronautas será la de conocer un asteroide de cerca ya que representan, en su mayoría, un registro histórico de miles de millones de años de nuestro universo.

La parte de cómo destruirlo se revela como parte de la misión secundaria y de contingencia contra alguno de los cerca de 400 objetos que representa peligro potencial para la tierra, de los cuales, solo uno, cuyo tamaño es poco mas de 140 metros, podría representar  una grave amenaza para la tierra en el año 2040.

Uno de los principales motivos por los que este asteroide, conocido como GA5 y descubierto el pasado año 2011, viene dado por presentar una órbita irregular que podría coincidir con la órbita de la Tierra para el año 2040.

Pese a que se conoce sus dimensiones, aun se desconocen composición y masa de dicho asteroide así como la órbita completa por la que circula, lo que ha hecho saltar la alarma de diversos medios.

Según parece, su primer perigeo se producirá alrededor del 2023, cuando pasará a 2,99 millones de kilómetros de la tierra, pero este será visible desde la tierra entre 2013 y 2016, momento que aprovecharan científicos y observadores para recabar toda la información necesaria para conocer completamente dicho asteroide.

Pese a todo, en la actualidad, se estima que la probabilidad de impacto de 1 entre cada 625 de que su trayectoria interfiera con la de la Tierra, pero los científicos confían en que existirá tiempo suficiente para desviarlo de su órbita, gracias, en gran parte, a los datos que se obtendrán de esta misión, en caso de que fuera necesario.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.