¿Cómo cocinar saludable con pocos ingredientes?

Comer comidas saludables y deliciosas es el deseo que cada quien tiene en su mente, aunque esta realidad pocas veces se llega a tener. La razón principal es que nos complicamos mucho pensando que para lograr esa meta es indispensable conocer muchas técnicas y reunir una gran variedad de ingredientes. Sin embargo, hoy vamos a demostrar que con pocos ingredientes se puede obtener una alimentación exquisita y saludable.

cocinar saludable

La alimentación es uno de los principales elementos que debemos cuidar en nuestra vida. En ella se establece la base para nuestra salud, para tener energía y para desarrollar todos los procesos de vida. El detalle está en que el ajetreado ritmo de vida que llevamos en la actualidad muchas veces impide que logremos con éxito la creación de comidas saludables.

Al cocinar saludable no solamente le otorgamos un gran regalo a nuestro cuerpo, sino que también nos hace sentir felices y capaces de aplicar acciones que estimulen el bienestar personal y de la familia. La realidad es que sí se puede hacer desde casa, solo es cuestión de reunir algunos consejos y saber cuáles ingredientes resultan claves según el tipo de comidas que se vayan a preparar. En este caso, nos basaremos en la cocina mexicana.

Recomendaciones para cocinar con pocos ingredientes

La cocina va más de saber y aprender lo que hace falta según nuestros propios objetivos que de ser un chef profesional y famoso. Aquí están algunos consejos que ayudarán:

  1. Crear un menú: tener establecido un menú mensual o semanal permitirá enfocar mejor las compras y saber qué ingredientes se van a necesitar para cada platillo. Es una buena idea complementar comidas de manera que sean útiles para dos fines diferentes. Por ejemplo: comer pollo a la plancha y otro día pollo al horno permitirá comprar un pollo entero y dividirlo según las comidas.
  2. Asegurar combinaciones: esto es muy importante tanto en lo que respecta a la base como a las guarniciones. Por ejemplo, el arroz es una guarnición que va bien con todo tipo de carne.
  3. Preferir alimentos naturales: los alimentos naturales tienen la facilidad de permitir que su uso sea más noble en la cocina, mientras que los procesados reducen las posibilidades y los nutrientes también. Un ejemplo de esto son los tomates frescos, que se pueden usar en ensalada, para guisar, para salsas o puré; mientras que, si se compran los tomates en pasta, no pueden ser usados en todos los casos.

Ingredientes base para la gran mayoría de platillos sanos mexicanos

La cocina mexicana es una de las más populares y favoritas en todo el mundo. Sus opciones de platillos saludables resultan útiles para complacer a cualquier paladar. A la hora de adentrarse en las diferentes alternativas, merece la pena reunir como ingredientes base los siguientes:

  • Frijoles: la gran mayoría de las comidas saludables incorporar los frijoles como elemento clave de sus preparaciones, por lo que es conveniente tenerlos sí o sí. Son útiles para prepararlos guisados con algunos embutidos o para los bien conocidos tacos.
  • Caldo de pollo Knorr: lograr que el sabor de cualquier preparación se destaque es fundamental y los productos de Knorr están pensados para eso. En este caso mencionamos el caldo de pollo porque es útil para casi cualquier comida, pero también se podría usar el de carne, el de vegetales o incluso, aprovechar la oferta de arroz listo para preparar arroz a la mexicana, a la española, entre otros.
  • Aguacate: este es otro de los fuertes en la cocina mexicana y se utiliza para casi todo, ya que el aguacate es tan noble que incluso permite comerse sin preparar, como acompañante.

Otros ingredientes que merece la pena tener son tomates, maíz, chiles de toda clase, entre otros.

En resumen, comer saludable y sin que esto quite demasiado va más de planificarse y tener buena información que de gastarse mucho tiempo y energía. Con poco se puede hacer mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here