Cenas de Navidad: 10 Cosas que No Debes Hacer

Las cenas de Navidad son frecuentes durante esta época del año. Cenas que se viven con emoción en aquellos negocios en los que hay buen ambiente de trabajo y también, disgusto por parte de aquellas personas que no tienen mucha empatía con sus compañeros. Las cenas de empresa no son una reunión de colegas. Por esta razón, aunque el ambiente sea más distendido, no te relajes. Estás en un contexto profesional y tu imagen importa.

Cenas de Navidad: 10 Cosas que No Debes Hacer

10 cosas que no debes hacer

  • 1. Estar todo el rato mirando el teléfono móvil, enviando mensajes de whatsapp y mostrando que estas sin estar  realmente en el presente.
  • 2. No pongas excusas para no ir a la cena de Navidad en la empresa. Puede ocurrir que no te apetezca nada asistir, sin embargo, tienes que estar ahí mostrando tu compromiso con el proyecto. Evidentemente, si tienes una urgencia que realmente justifica tu ausencia no pasa nada por no asistir, pero si año tras año, tu silla está vacía, no proyectas una buena marca personal.
  • 3. Cuidado con las copas de más. El vino no está prohibido en la cena de Navidad pero debe disfrutarse con moderación.
  • 4. No te dejes llevar por la euforia del momento haciendo confesiones personales que son más propias del contexto de la amistad. La cena de Navidad en muchos casos es como el cuento de Cenicienta. Al día siguiente, cada uno estará en su puesto en la oficina y las cosas no habrán cambiado demasiado.
  • 5. No te pongas a hablar mal del jefe o de otro compañero de trabajo. No ocupes el rol del criticón que aunque da mucho juego para mal, no produce ningún atractivo emocional en el equipo.
  • 6. Llegar tarde y hacerte esperar es no respetar el ritmo del evento. Así como tienes que llegar puntual a tu jornada de trabajo, también a esta cena. Más allá de las diferencias, existen muchos puntos en común entre los buenos modales necesarios en la jornada de trabajo y la rutina de la cena de empresa.
  • 7. Es mejor evitar ligar en una cena de empresa, a no ser que estés realmente enamorado de un compañero de trabajo.
  • 8. Querer ser el protagonista y el centro de atención durante toda la jornada. No monopolices el turno de palabra. Deja que la charla fluya de un modo distendido entre todos los participantes. En caso contrario, proyectarás la imagen de querer llamar mucho la atención. Y esto no gusta a muchas personas.
  • 9. Bostezar, mirar el reloj constantemente y mostrar el aburrimiento. En realidad, si te aburres en la cena es muy posible que sea porque has adoptado un rol de pasividad y observas ese momento en negativo. Desde un punto de vista objetivo, este evento es una oportunidad para conocer mejor a tus compañeros. Date una oportunidad, sin tener prejuicios previos.
  • 10. Todo ello no debe llevarte a la conclusión de que tienes que ser hipócrita en una cena de empresa. Simplemente, debes intentar tener saber estar. El trabajo es muy importante. Y esta reunión también lo es.

Las cenas de empresa ofrecen un volumen de trabajo extra a los restaurantes. Y esta es una parte muy positiva desde el punto de vista del empleo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.