Acapulco, paraíso y magía en México

Ya en la década de los años 50 Acapulco era famoso en el mundo entero. Millonarios y estrellas de Hollywood frecuentaban sus paradisíacas playas y disfrutaban de sus hermosos atardeceres. Un baño en la playa, una cena romántica a media noche o bailar hasta el amanecer eran algunos de los atractivos de esta ciudad. Afortunadamente, hoy en día los hoteles en Acapulco no son caros, siendo ésta una ciudad asequible para todo tipo de bolsillos. Su oferta de actividades es la más amplia y la industria turística y comercial se han desarrollado rápidamente, mientras que su fama de “paraíso terrenal” sigue siendo la misma de por aquel entonces.

Acapulco, más que un paraíso

Cuando uno piensa en Acapulco, le vienen a la mente las paradisiacas playas de un típico lugar de vacaciones, pero muchos ignoran los “otros” atractivos que esta hermosa ciudad alberga, su magia.

Acantilado de la Quebrada en Acapulco

acapulco El acantilado de La Quebrada

  • El acantilado de La Quebrada es uno de ellos. Este abrupto precipicio recibe una posición privilegiada para muchos visitantes. Con 45 metros de altura, está considerado maravilla natural. Y es que sus escollos y magníficos acantilados no dejan indiferente a ningún turista. Se caracteriza por el brusco oleaje de las aguas azules que forman un paisaje colmado de belleza. Aquí, una vez al año tiene lugar el Campeonato Mundial de Clavados de Altura, espectáculo que identifica internacionalmente al Puerto de Acapulco. Clavadistas de distintas categorías se lanzan al vacío participando en exhibiciones de varios grados de dificultad, algunos de ellos saltan con antorchas de fuego al anochecer, e incluso en ocasiones, tiene lugar una ronda de clavadistas sincronizados. Muchos vienen a tomar sus fotos dejándose inspirar por el campeonato, como también por los pelícanos que, siguiendo los mismos pasos, se tiran al mar en busca de sus presas. 

La isla de Roqueta

acapulco La Isla Roqueta,

 

  • Otros atractivos que compiten con el nivel de La Quebrada son por ejemplo La Isla Roqueta, de unas ocho hectáreas y solamente accesible a través de barcos u otros medios acuáticos. Se trata de un área natural protegida que se sitúa a treinta minutos de la costa, frente a las playas de Caleta y Caletilla. En esta zona se organizan traslados en lanchas con fondos de vidrio que proporcionan visibilidad de la fauna y flora marina, como también de la salvaguarda y patrona de los pescadores, la Virgen de Guadalupe, que se encuentra en el fondo del mar. Pero aquí no acaba la magia del lugar. La Roqueta tiene dos partes bien diferenciadas. La zona norte es tranquila, de aguas transparentes y ricas en peces y corales. Sin embargo, la zona sur es escarpada y turbulenta, y atrapa la emoción de experimentados buceadores que vienen con la intención de disfrutar de los restos de naufragios que se encuentran en las profundidades. Además, cuenta con dos hermosas y pequeñas playas, un zoológico y un faro donde disfrutar de preciosas vistas de la Bahía de Acapulco y de la selva.

El parque del Papagayo, Acapulco

acapulco el Parque del Papagayo

 

  • También es interesante el Parque del Papagayo, que se encuentra muy cerca de la playa Hornos. Está considerado el pulmón verde del puerto de Acapulco, y en él se puede disfrutar de un aviario, tres lagos artificiales con barquitas, pistas de patinaje, un jardín botánico, telesillas y un estupendo teleférico que también ofrece magníficas vistas de toda la Bahía.

Si todavía le quedan dudas de las maravillas de Acapulco, le recomendamos que eche un vistazo a las principales guías de viajes y la información que ofrecen las principales website de turismo en México. Por otra parte, encontrará una oferta de hoteles y servicios bastante amplia, siendo un destino adecuado para todo tipo de necesidades. Un modo cómodo de organizar sus vacaciones es optar por alguna de las plataformas online especializadas en turismo. Éstas ofrecen venta de paquetes turísticos, boletos de avión, alquiler de autos y reserva de habitaciones de hoteles, entre otros. Es importante cerciorarse de que sea una plataforma segura y de información fiable.

Por último, sepa que cuenta la leyenda que el primer turista que recibió Acapulco fue un monje chino de nombre Fa Hsien. En su vuelta a China, Fa Hsien describió la zona como amigable y de buena voluntad, y la bautizó como “Ye Pa Ti” o “Lugar de las Aguas Hermosas”.  Sin duda, este magnífico lugar, lleno de historia y mitos, fascina a visitantes que encuentran en este destino la magia que pensaban había dejado de existir.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.