Cómo fue evolucionando el almacenamiento de datos

Una de las preocupaciones del ser humano ha sido la de poder almacenar la información, ya sea para su posterior utilización o como forma de registro de aquellos contenidos escritos, pictóricos o audiovisuales que se busca preservar. Desde las cintas magnéticas hasta los discos de estado sólido o las memorias de almacenamiento flash. Hay diferentes alternativas y tecnologías, y entre las curiosidades de la tecnología hoy nos centraremos en hacer un pequeño repaso a esta interesante historia

Los inicios del almacenamiento de datos

Antes de los años 60, existían unas tarjetas llamadas “punch cards” que guardaban información en forma de datos. Posteriormente, se desarrolló una tecnología conocida como cinta magnética, capaz de almacenar 10 mil veces la misma cantidad de información que esas tarjetas. La industria de la computación supo aprovechar la misma cinta que se usaba para grabación de audio y video, para almacenar y reproducir datos.

Esta tecnología evolucionó y en los años 70 aparecieron los disquetes, también conocidos como discos floppy de 5 ¼. Allí se podían almacenar juegos, programas o archivos. En tiempos donde la computación era incipiente y daba sus primeros pasos, ya existían desarrolladores que pensaban en las herramientas para llevar un programa de una computador a otra, o incluso en preservar datos y archivos para la posteridad.

En la década de los 80 vino una segunda evolución, pasando de los disquetes de 5 ¼ a los floppy de 3 ½. Se trataba de una mejora sustancial, logrando duplicar y hasta triplicar la cantidad de información que soportaba una misma unidad. Además eran discos más pequeños y fáciles de almacenar y transportar.

Los discos compactos

En la década de los 90 llegó la revolución de los CD. Los discos compactos, que de nuevo estuvieron ligados al principio al mundo de la música, pronto se hicieron compatibles con todo tipo de archivos multimedia. Los CD-ROM eran la clave para llevar a todas las computadoras, programas, videos y videojuegos de gran calidad. Las capacidades y velocidades de carga eran cada vez más grandes y rápidas, y la industria de la computación avanzaba a pasos agigantados.

Las memorias USB y la movilidad

En los años 2000 apareció un dispostivo que realmente cambió la manera de llevar tus datos a otro lugar: las memorias USB.  Se trata de dispositivos muy prácticos, de precio accesible y gran capacidad de almacenamiento. Hoy, se siguen utilizando para transportar películas, videojuegos, copias de seguridad de discos rígidos y mucho más. Además, existen memorias USB con capacidades muy elevadas, sirviendo así como un dispositivo de resguardo para toda la información que puedes almacenar en tu PC.

El almacenamiento en la nube

Uno de los grandes avances que ganó popularidad desde 2010, y aún hoy sigue vigente, es el del almacenamiento en la nube. Viene acompañado de la expansión de Internet, y permite el almacenamiento de datos en gigantescos servidores repartidos por diferentes partes del mundo, sin necesidad de ocupar espacio de almacenamiento en tu disco duro a la hora de guardar tus archivos importantes. Como punto negativo, no tenemos un dispositivo físico a nuestro alcance donde esté el archivo original. Por lo tanto, se recomienda como almacenamiento de seguridad, pero siempre teniendo en algún punto un dispositivo de almacenamiento físico propio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here