Elige el ácido adecuado para cuidar tu piel

0

Puede que la palabra “ácido” nos de cierto miedo, sobre todo cuando la enlazas en una misma frase con “piel”. En cambio, cada vez son más conocidos los beneficios de algunos ácidos naturales para la salud de la dermis. Solo hay que saber cuáles elegir, dependiendo del tipo de piel y de las necesidades de cada cuerpo.

Grupos de ácidos

Casi todos los ácidos centrados en el cuidado de la piel se pueden clasificar en tres grupos: alfa-hidroxiácidos (AHA), beta-hidroxiácidos (BHA) y polihidroxiácidos (PHA). Estos funcionan como exfoliantes químicos, debilitando los lazos entre las células muertas de la piel. Se utilizan regularmente en productos de cosmética natural.

Acidos Para La Piel

  • Alfa-hidroxiácidos (AHA)

Sus compuestos se encuentran de forma natural en la caña de azúcar, las frutas y la leche. Al tratarse de un ácido que tiene relación directa con el agua ayuda a mejorar el contenido de humedad de la piel. Se utiliza principalmente para la hiperpigmentación leve, las arrugas superficiales y el tono de piel opaco e irregular.

  • Beta-hidroxiácidos (BHA)

Proviene principalmente de la corteza del sauce y de los abedules dulces. La corteza de sauce contiene salicina (ácido salicílico), que entre otras cosas ayuda a combatir el acné. Eficaz a la hora de eliminar la suciedad y el exceso de grasa que obstruye los poros. Con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

  • Poli-hidroxiácidos (PHA)

Están formados por grandes moléculas solubles en agua, lo que evita que penetren en la dermis. No son tan profundos como los AHA, ya que ofrecen una exfoliación más suave, ideal para pieles ultrasensibles o para quienes no toleran otros exfoliantes. Con efecto antioxidante.

Otros tipos de ácidos

Cabe destacar que hay algunos ingredientes comunes para el cuidado de la piel que no pertenecen a ninguno de los grupos mencionados. Entre otros, unos de los más destacados son los antioxidantes (vitaminas A, C y E), nutrientes que combaten el daño de los radicales libres.

Acidos Para Tu Piel

Además, hay otros ácidos que no se clasifican específicamente como AHA, BHA o PHA. Algunos de los más populares son los ácidos hialurónico, azelaico y ferúlico, entre muchos otros que analizamos a continuación:

  • Ácido azelaico

Conocido por su eficacia en la lucha contra el acné. Realmente pertenece a un grupo llamado ácidos dicarboxílicos, relacionado con los ácidos carboxílicos como AHA y PHA. La diferencia es que este ácido en particular ofrece propiedades antibacterianas. También inhibe la decoloración al penetrar en la piel y ralentizar la producción de melanina.

  • Ácido ascórbico

También destaca por su protección antioxidante, especialmente contra la radiación ultravioleta. Se trata de la forma sintética de vitamina C más comúnmente utilizada. Tiene un papel clave en la producción de colágeno, imprescindible para una piel sana. Ideal para las personas que pasan mucho tiempo bajo la luz del sol, esto puede provocar que aparezcan arrugas y que la piel se vuelva seca, por lo que el ácido ascórbico se puede convertir en el aliado perfecto.

  • Ácido ferúlico

Indicado para las pieles iluminadas o para alisar las líneas finas o arrugas que aparecen en el rostro. Destaca por su efecto antioxidante. Lo podemos encontrar en las semillas de frutas, verduras y nueces. Debido a sus características antioxidantes, puede ayudar a combatir los efectos dañinos de los radicales libres, protegiendo el colágeno, entre otros beneficios. Puedes aplicarlo bajo tu crema hidratante habitual.

  • Ácido hialurónico

Una de las mejores opciones para la hidratación de la dermis. Además, es de gran utilidad a la hora de rellenar tu piel y ofrecer una apariencia más joven. Se incluye en muchas cremas anti-edad y rejuvenecedoras. Una de sus claras ventajas está en su contenido, hasta 1000 veces su peso en agua, lo que refuerza la salud de la piel. No solo atrae la humedad, sino que es capaz de retenerla para una apariencia más suave y fresca.

Consejos y conclusiones

No se aconseja mezclar ni combinar diferentes ácidos. Puede ser que ocasionalmente veas AHA y BHA formulados juntos en un solo producto. Por lo general, proporcionan concentraciones más bajas y deben usarse con moderación, en ningún caso los uses a diario. Una opción más apropiada es usar diferentes hidroxiácidos en días alternos o, si lo prefieres, uno por la mañana y otro por la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here