4 consejos para mejorar la convivencia entre perros y gatos

Los perros y gatos forman parte de las mascotas más queridas por hombres y mujeres de todas partes del mundo. Son animales fieles, adorables y qué están siempre presentes en nuestro día a día, pero cuando nos gustan ambos, puede volverse difícil lograr una convivencia pacífica. No hay que temer los conflictos. En esta nota exploraremos algunos de los mejores consejos para conseguir una convivencia pacífica entre ambos, y todos los accesorios y necesidades que Barakaldo Vet Shop tiene para ofrecer y ayudarte a conseguir el objetivo.

La presentación de los animales

El factor determinante de la relación entre perros y gatos es la presentación. El primer momento de encuentro puede diferenciar una relación amistosa de una difícil, ya que muchas veces tenemos ansiedad y queremos que de buenas a primeras se lleven bien. Lo más aconsejable es darles tiempo a ambos animales a conocerse. Cada uno tiene su personalidad, y los tiempos difieren entre las razas, edades y conductas del perro y el gato.

La presentación debe realizarse evitando un exceso en la excitación de ambos. Tienen que estar tranquilos, sentirse cómodos e ir explorando poco a poco la presencia de un nuevo animal en la manda.  No tomes al gato con los brazos, el susto puede hacer que te arañe intentando escapar. Busca un lugar amplio para presentarlos, y si puedes, mantén atado al perro para poder controlar sus movimientos. La presentación consiste en mirarse y olerse, así que dales espacio para hacerlo, pero teniendo alternativas de escape por si se genera mucho nerviosismo.

Intenta una convivencia desde pequeños

Una de las grandes claves para lograr una convivencia correcta entre perros y gatos, es que convivan desde pequeños.  Si sigues su crecimiento en conjunto, puedes reforzar las conductas positivas, con recompensas cada vez que se llevan bien o hacen algún truco correctamente. Si consigues generar un espacio amigable y de juego, la convivencia será mejor para todos y el proceso de domesticación hará que puedan convivir.

Alimentación separada

Tanto el perro como el gato son animales depredadores. Esto quiere decir que probablemente inicien disputas por comida, con mordidas o zarpazos que son una reacción instintiva para proteger la fuente de sustento. Por eso, un buen truco para lograr una buena convivencia es separar las áreas de alimentación de ambos.  Con el paso del tiempo, si el perro y gato logran generar una amistad, no será necesario que estén separados al comer. Pero siempre es bueno comenzar el proceso de convivencia con espacios seguros para ambos.

Juguetes para diversión grupal e individual

Una de las partes fundamentales de la convivencia con perros y gatos es el juego, y aquí la clave reside en contar con una buena variedad de juguetes para ambos. Es decir, que no tengan que estar peleando por uno u otro objeto, sino que haya variedad para elegir, y en caso de que no quieran jugar juntos en algún momento, poder ir y recoger otro de los accesorios. Estos son consejos básicos que te ayudarán a facilitar la convivencia en el día a día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here