El enigma del Triángulo de las Bermudas… ¿resuelto?

Lo más probable es que hayáis escuchado, alguna vez, sobre el Triángulo de las Bermudas, y las extrañas desapariciones de barcos y aviones que se han registrado en esa zona durante muchísimos años.

Triángulo de las Bermudas

El Triángulo de las Bermudas es un área geográfica que se encuentra entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami. Ese triángulo equilátero recibió el nombre de “Triángulo de las Bermudas” en 1951, cuando un periodista comenzó a investigar algunos extraños fenómenos que parecían producirse allí, resultando en barcos, botes y aviones que se perdieron, sin que nunca más se sepa nada de ellos.

A pesar de que el gobierno norteamericano niega que en esa zona se produzcan más incidentes que en otros sitios, hay mucha gente que presenta casos y elabora teorías sobre cual es la causa de las desapariciones.

Ahora, los científicos australianos Joseph Monaghan y David May creen haber encontrado una explicación que sería la responsable de que se pierdan tantos vehículos.

Publicaron en la American Journal of Physics que creen que las naves desaparecen en esa zona por la condensación de hidratos de metano, que forma burbujas que impiden que los barcos se mantengan a flote.

La zona presenta fisuras en el suelo marino, por las que el metano resulta expulsado en forma de burbujas gigantes, que al llegar a la superficie producirían grandes erupciones, haciendo que los barcos se hundan, succionados hacia el fondo del océano.

Aún dando crédito a esta explicación, restaría preguntar, entonces, que es lo que ocurre con los aviones. Los científicos dicen que si el metano que sale forma una erupción lo suficientemente grande y densa, puede alcanzar grandes alturas sobre el nivel del mar, por lo que también atraparía aviones.

Todas estas hipótesis fueron demostradas a través de experimentos a escala. Mucha gente cree que esta pueda ser una explicación razonable. Aunque habrá muchos, por supuesto, que preferirán seguir creyendo que las naves desaparecidas fueron abducidas por extraterrestres.

Está claro que una cosa es probar algo mediante un experimento a escala, y otra muy distinta convencernos a todos. Haría falta un vídeo de una desaparición real, o localizar los restos de alguna de las naves en el fondo marino.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.